Deportes

Niños agradecidos

Los más pequeños de casa avanzan al paso de nuestra nación en materia de bolas y strikes

Equipo Nicaragüense de Béisbol Infantil
Equipo Nicaragüense de Béisbol Infantil |

José A. Quintero |

El beisbol -no existe duda- es nuestro principal pasatiempo nacional en el ámbito deportivo. Es sabor, gracia, música, polémica, tiempo de ocio… es pasión entre los nicaragüenses. La mayoría de cada uno de nosotros tiene a un pelotero en el alma…aquellos que restan tal vez llevan –hoy-  a un Román “Chocolatito” González.

Existe en la actualidad un enorme interés entre los pinoleros en conocer sobre la actividad atlética nacional y mundial. Tal vez, todos entendimos eso con el seguimiento batazo a batazo, lanzamiento tras lanzamiento del equipo infantil que alcanzó la medalla de bronce en el Mundial sub-12 en Taiwán.

Un evento que colmó expectativas y atestó de felicidad a los nuestros. Observar a niños que no encuentran final en su accionar, se entregan con todo y sufren cuando ceden es entender que el futuro de esta nación está seguro, que las ideas que promulgan el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, se encuentran por el sendero correcto.

El Gobierno Sandinista brinda un notable impulso a los campeonatos deportivos de beisbol infantil, donde los pequeñines reciben la formación necesaria para su debido crecimiento y desarrollo en el campo. Alcanzan una madurez a temprana edad, en busca del oficio exacto para colgarse el uniforme nacional y representar nuestra bandera azul y blanco.

El impulso deportivo entre los más pequeños de casa es otra muestra de restitución de derechos de nuestro estado. Ellos, entre los cinco y siete años, ya integran las filas de selecciones en la categoría Pe Wee. Una fuente de talento que vierte positivos dividendos y forma a los futuros Grandes Ligas de este territorio.

Pero todo no queda ahí. Se han organizado a nivel nacional campeonatos infantiles,  construidos campos deportivos como el Comandante Hugo Chávez Frías y el estadio Roberto Clemente, ambos en Managua. Instalaciones excelentes donde los chicos pueden jugar, sentirse a gusto, mostrar su versatilidad, hacerse competitivos, aspirar a grandes cosas. Al final, dicen que soñar no cuesta nada y mucho menos cuando se tiene los pies en la tierra.

En el pasado, se entrenaba sin condiciones, sin instrumentos, sin la mano de obra requerida; hoy la realidad es diferente, y los resultados no se han hecho esperar. Derrotar, blanquear a Cuba, en dos desafíos consecutivos en la lid planetaria, ganar el continental en el 2014, clasificar a una cita ecuménica y superar cada uno de los obstáculos son elementos que no se pueden perder de vista, y que evidencian la mejoría en todos los aspectos mencionados.

Igualmente, es imposible olvidar el apoyo que diariamente brinda la Federación Nacional de las bolas y los strikes, institución que junto a los padres, madres, abuelos y demás han creado una familia verdadera, sincera, digna de elogios.

Nadie duda que la actividad física resulte otra manera de vigorizar el crecimiento y la educación de nuestros hijos. Un espacio donde se forja el carácter, se enseña a amar a la Patria, a defender lo que con tanto sudor hemos conseguido.

Debido a ello, es imposible dejar de aplaudir a todos los que de una forma u otra han puesto su granito de área en los últimos resultados. El equipo sub-12 y el sub-10 son muestras fehacientes de que un futuro mejor es más que posible. El Buen Gobierno se esfuerza en brindar espacios dignos, y a nosotros no nos queda de otra que dar las gracias a golpe de felicidad y buenos resultados dentro y fuera de la nación. Es el modo de agradecer y bendecir todo lo bello que tenemos.

también te puede interesar