Deportes

Barcelona vs Real Madrid, el duelo de siempre

Ambas casas están revueltas, andan tras los ajustes necesarios para reforzar las zonas ofensivas y defensivas

Real Madrid vs FC Barcelona
Real Madrid vs FC Barcelona |

José A. Quintero |

El FC Barcelona ganó el triplete en este 2015. Los blaugranas dominaron la Liga Española, triunfaron en la Copa del Rey y destrozaron a todos en la Champions League. Su actuación tuvo un poco de todo: morbo, dominio absoluto, voluntad de gigante, un tridente sobrado, un técnico debutante, una afición enloquecedora y varios rivales de fuerza, como el Real Madrid.

Por estos días, las casas de los dos gigantes del fútbol europeo y mundial están revueltas. Andan tras los ajustes necesarios para equilibrar cada línea de juego, para reforzar las zonas ofensivas y defensivas, para ser superiores, para destrozarse entre ellos. Al final, de eso se trata, de eso, y de dinero, como es común en el deporte contemporáneo.

En la Ciudad Condal no hubo pactos de última hora, a pesar de los esfuerzos de las fuerzas vivas catalanistas. Se realizaron las elecciones y no existió cambio. El empresario Josep María Bartomeu fue proclamado presidente de la entidad al obtener la mayoría de votos (54.63%). Un viejo conocido quería volver, pero no pudo. Joan Laporta se quedó lejos de la verdad.

Bartomeu, actual mandatario, arrasó a sus adversarios. Su triunfo fue incontestable y por fin podrá presumir de haber sido electo por los socios, que era lo que se le afeó cuando se aferró al poder y fue preparando, paulatinamente, su carrera electoral.

Las incorporaciones del catalán Alex Vidal y el turco Arda Turan han dejado la plantilla completamente cerrada. Luis Enrique Martínez, técnico blaugrana, se da por satisfecho con ambas llegadas, una vez que bloqueó las posibles salidas de jugadores como Douglas, Adriano, Bartra o Sergi Roberto. Además le cumplieron sus pedidos. Solo pidió reforzar esas dos posiciones. La permanencia del brasileño Dani Alves también llena de ilusiones, se vuelve a pensar en grande.

Así anda el ambiente catalán. Consciente de que un mejor equipo es posible, a pesar de contar con tres de los cinco principales jugadores del planeta.

El panorama del Madrid es diferente. Nuevo técnico, cambian los vientos. Solo queda Florentino Pérez, ese no se marcha. Los culebrones en la capital española no han cesado. Primero Casillas, que ya no está; sigue Sergio Ramos, que al parecer no se marcha; y ahora quieren una alternativa para el francés Karim Benzema. Los blancos hacen de todo en pos de recuperar una hegemonía que si vamos a la historia realmente le pertenece.

Sobrepasamos el ecuador del mercado estival de fichajes y por ahora el “4” (Ramos) sigue vestido de “merengue”. Un hombre que debe cargar los galones de capitán y que seguirá como uno de los principales centrales del orbe.

El español Rafael Benítez tendrá bajo su manto a un grupo altamente competitivo. Comandados por CR7, Cristiano Ronaldo, figuran genios de la talla del propio Benzema, Luca Modric, James Rodríguez y otros. Sin embargo, los resultados no han llegado como se esperaba.

Por ahora, solo existen culebrones. Pogba, Bonucci y el santo divino. Los capitalinos quieren a todos los buenos, y la mayoría de los buenos desean pisar el pasto del Santiago Bernabéu. Pero la plantilla tiene su tope, y ya pululan las estrellas.

Según se ha podido conocer, el ambiente en la pretemporada marcha bien. Todos están concentrados, dispuestos a encarar nuevos retos, pero conocedores de que existe un rival muy engorroso, que cada vez se siente más cómodo en la primera posición.

El último título, “La Décima Orejona” ni tan siquiera bastó para el italiano Carlo Ancelotti. Todos deben cuidarse las espaldas. Florentino no es de fiar. Allí, el que haga sombra se va, o pregunto ¿por qué se fue Casillas entre lágrimas, con la cara tapada y la historia en un saco? Dijo adiós, por sobre todas las cosas, porque ya no le convenía a Florentino, y Pérez paga -por cierto, paga mucho- pero tiene que estar convencido que todo marcha por el sendero correcto.

Fetichismo, es eso, puro fetichismo. David de Gea, su casi virtual reemplazo, tomará el número 1, se parará bajo los tres palos, hará de las suyas y traerá dinero, mucho dinero. Entre venta de camisetas, contratos de publicidad y comerciales, los millones lloverán. Eso le gusta al jefe.

Próximamente comenzará la temporada europea. Y desde el inicio existirán dos clubes con la pancarta de favoritos. Barcelona y Real Madrid, un duelo que es la de nunca acabar, para el placer de todos nosotros.

también te puede interesar