Deportes

FIFA y la Copa Mundial del fraude

A solo unas horas de las elecciones presidenciales en el máximo ente del fútbol acusaciones de corrupción y amaños provocan un terremoto en Zúrich cuya magnitud está aun por determinar

Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA
Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA |

Redacción Central |

Siete funcionarios de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) fueron detenidos este miércoles en Zúrich, Suiza, y forman parte de un grupo de 14 personas acusadas de corrupción.

El suceso es un terremoto a solo horas de que se realice el 65 Congreso de la FIFA, en el cual se elegirá a un nuevo presidente, y provoca una serie de cuestionamientos en numerosas direcciones.

Primero, no deberíamos sorprendernos, pues Diego Armando Maradona desde hace tiempo ha alertado de la situación. Considerado por muchos como el mejor futbolista de la historia, ha declarado en numerosas ocasiones que en la FIFA la corrupción es el pan nuestro de cada día.

«Hay una gran cantidad de corrupción que involucra a funcionarios de la FIFA, y son todos millonarios a causa de fútbol», dijo en 2011 “El Pelusa” durante su primera conferencia de prensa como técnico del club catarí Al Wasl.

Este miércoles, tras conocerse la noticia, El Pibe de Oro recordó que las autoridades de la FIFA siempre lo trataron “como a un loco” cada vez que denunció la corrupción.

«La FIFA no tiene problema de sacarle la plata a la gente, de cobrarle el estacionamiento más caro, de cobrarle más caro el abono, de si se toma alcohol o no en las canchas depende lo que les convenga. La FIFA odia al fútbol y la transparencia. Si esta denuncia se concreta, cuidado», puntualizó el argentino en declaraciones a una radio argentina.

«Estos tipos no pasaron nunca al lado de la pelota, no le tuvieron el respeto que la pelota debe tener como ejemplo para los chicos. Yo tengo 54 años y vengo peleando a muerte desde hace mucho tiempo y te lo puede decir toda la gente de mi época”, sostuvo. “A mí me decían que estaba loco cuando hablaba de los dirigentes corruptos, cuando pedía que investigaran las cuentas de Julio Grondona en Estados Unidos, me decían que quería sacarlo del cargo”, recordó.

«El vocero (de la FIFA) dijo que la investigación la pidieron ellos: ¡mentirosos!, ¡mentirosos! les cayeron de sorpresa», sostuvo. «Yo lo que quiero es que cuando voy a Santiago del Estero en Argentina, a Pereira en Colombia, que cuando yo esté en cualquier parte del mundo que la FIFA esté presente porque al Mundial lo ve el mundo, en Bangladesh, y por esto yo luchaba, yo no tiro tiros al aire”, advirtió.

En su criterio, la FIFA es el principal enemigo del fútbol: «Yo creo que lo odian, odian la transparencia, basta de negociados, basta de mentirle a la gente y de hacer una cena show para reelegir a Blatter. Gasten toda esa plata en una cancha en África, para eso yo jugué cuatro mundiales, otros jugaron cinco, ¿para qué? para que los chicos sigan creyendo en este deporte, en una pelota, porque con una pelota juegan 22 pibes».

«Cuando nosotros lleguemos a FIFA, resumió Maradona, no se van a ir todos. Los buenos van a quedar. Pero a los malos me voy a encargar personalmente de pegarles una patada», indicó.

Dos procesos penales… ¿y Blatter ileso?

Lo sucedido este miércoles contiene dos procesos penales paralelos. Uno fue iniciado por la Fiscalía de Nueva York, en Estados Unidos, y el otro por autoridades de Suiza, donde radica la FIFA.

En el caso del proceso estadounidense está relacionado con la concesión de derechos a medios, mercadotecnia y patrocinio de competiciones organizadas en Estados Unidos y en América del Sur. Este proceso provocó además un registro a la sede de la Concacaf en Miami, por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI)

Los acusados estarían implicados en la obtención de sobornos por valor de más de 150 millones de dólares, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que inexplicablemente no ha formulado cargos contra el presidente Joseph Blatter, aunque contempla citar a numerosos testigos.

Lo cuestionable en el caso de Blatter, al frente de la entidad balompédica desde 1998, es que los funcionarios enfrentan 47 cargos por el enriquecimiento ilícito durante 24 años, un tiempo que incluye todo su mandato. ¿Realmente no sabrá nada el suizo o será que Maradona tiene razón?

Con motivo de esta acción, varias cuentas se han bloqueado en bancos suizos, señalaron agencias de prensa a lo largo de la jornada, aunque no se especificaron cuáles.

La otra acción penal es consecuencia de la denuncia hecha por la propia FIFA —una mentira, según Maradona— por sospechas de gestión desleal y lavado de dinero en relación con la elección de las sedes de los mundiales de 2018 y 2022 en Rusia y Catar, respectivamente.

En Zurich fueron detenidos el presidente de la CONCACAF y vicepresidente de FIFA, Jeffrey Webb, Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Confederación Sudamericana (Conmebol) y vicepresidente de la FIFA, Eduardo Li, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) y funcionario de la FIFA, José María Marín, ejecutivo de la Conmebol, Julio Rocha, funcionario de la FIFA, Rafael Esquivel, miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol y presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, y Costas Takkas exsecretario general de la Federación de Islas Caimán.

Igualmente están acusados los ejecutivos de empresas relacionadas con la FIFA, como Alejandro Burzako, de la argentina Torneos y Competencias, Aaron Davidson, de Traffic Sports USA, Hugo y Mariano Jinkis, del Full Play Group, también argentino.

Cuatro ejecutivos de la FIFA y dos empresarios ya firmaron declaratorias de culpabilidad (lo cual indica que sí hay corrupción), aunque no se detallan los nombres de todos.

Las autoridades suizas confiscaron además «datos electrónicos y documentos» en la sede de la FIFA como parte de su investigación, informó la oficina del fiscal.

La policía federal indicó que interrogaría a los 10 miembros del comité ejecutivo que participaron en las votaciones en diciembre de 2010.

Sin embargo, el organismo precisó que las elecciones presidenciales de la entidad se celebrarían el viernes como estaba previsto, con Blatter como candidato a un nuevo mandato y cuyo contrincante es el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein.

Esta telenovela parece que continuará, pues el organismo rector del fútbol europeo, la UEFA, pidió que se posponga la elección presidencial de la FIFA.

El secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, dijo que creen firmemente que el Congreso FIFA debería ser pospuesto, con nuevas elecciones presidenciales que se organicen dentro de los próximos seis meses.

«Los acontecimientos de hoy son un desastre para la FIFA y dañan la imagen de todo el fútbol (…) y muestran, una vez más, que la corrupción está fuertemente enraizada en la cultura de la FIFA», continuó Infantino, leyendo un duro comunicado de la UEFA.

Por su parte todas las federaciones nacionales de los países a los que pertenecen los implicados publicaron comunicados en los que llamaron a la transparencia, lamentaron el involucramiento de personas que alguna vez laboraron (o laboran) con ellos y pidieron se lleven adelante las investigaciones.

Hasta la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó que “todas las Copas Mundiales” deberían ser investigadas, en alusión al redondo negocio que se mueve en torno a ellas.

Si bien nos faltan unos tres años para la próxima cita del orbe en Rusia, este miércoles en Zúrich parece haber comenzado la Copa Mundial del fraude.

también te puede interesar