Deportes

Llora Francia, aplausos a México e ira contra Domenech

París (PL) La muerte anunciada confirmó que Francia fue a la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica-2010 en calidad de telonero y entre tristeza e ira, llegaron ovaciones a México y críticas a Raymond Domenech.

Redacción Central |

París (PL) La muerte anunciada confirmó que Francia fue a la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica-2010 en calidad de telonero y entre tristeza e ira, llegaron ovaciones a México y críticas a Raymond Domenech.

Victoria sin apelaciones de los mexicanos 2-0 frente a la agonía permanente de una escuadra francesa sin brújula ni entrega, pérdida en la cancha y con la permanente frustración de no anotar goles. «Es la imagen terrible del entrenador», declaró Robert Pires.

Incisivo desde siempre respecto a Domenech, el campeón del mundo de 1998 y actual jugador del Villarreal de España recalcó que el resultado confirma «una pésima prestación de la selección, a imagen y semejanza del técnico».

Pires, al igual que Fabian Barthez, arquero del equipo titular del orbe en 1998 al igual que el ex defensa Bixente Lizarazu, coincidieron en señalar las muy remotas posibilidades de clasificación del equipo.

«Tendría primero que imponerse a Sudáfrica (también con algunas perspectivas de pasar la fase de grupos) y rezar porque México o Uruguay se crucen los sables con el riesgo de que uno de los dos sea eliminado del torneo», argumentaron.

En ese sentido, el técnico francés del club Arsenal de Inglaterra, Arsene Wenger, indicó que es una probabilidad ínfima. «Si bien es cierto que todos quisieran evitar a Argentina en la siguiente etapa, ninguno desea irse de la competencia», acotó.

Preguntado por la cadena TF1 de los jugadores que no hicieron bien sus labores en el partido, Lizarazu recalcó con dureza que salvo el atacante Florent Malouda, el papel general del elenco fue lamentable.

En los Campos de Marte, al pie de la Torre Eiffel, la decepción marcaba los rostros de decenas de miles de aficionados que se dieron cita en el lugar para disfrutar del cotejo. El mismo sentimiento era perceptible en bares y restaurantes de París.

El criterio casi unánime señalaba que lo mejor ahora es cerrar este amargo capítulo y confiar en el nuevo seleccionado que armará Laurent Blanc, otro integrante del elenco galo dorado de 1998, designado ya entrenador de Francia.

también te puede interesar