Deportes

Bafana Bafana quiere revivir espíritu de los Springboks

(Desde Pretoria, Especial de Prensa Latina para La Voz del Sandinismo) La selección sudafricana de fútbol deberá acudir a una épica similar a la de su homóloga del rugby que en 1995 paralizó al país con la sorpresiva conquista en casa del título de la Copa Mundial

Fans de Bafana Bafana
Bafana Bafana quiere revivir espíritu de los Springboks | Internet

Redacción Central |

(Desde Pretoria, Especial de Prensa Latina para La Voz del Sandinismo) La selección sudafricana de fútbol deberá acudir a una épica similar a la de su homóloga del rugby que en 1995 paralizó al país con la sorpresiva conquista en casa del título de la Copa Mundial

Pretoria.- La selección sudafricana de fútbol deberá acudir a una épica similar a la de su homóloga del rugby que en 1995 paralizó al país con la sorpresiva conquista en casa del título de la Copa Mundial.

En una nación aún lacerada por las secuelas del segregacionista sistema del apartheid que rigió la vida nacional durante décadas, el torneo universal de fútbol se perfila como una buena oportunidad de dar otro paso en pos de la reconciliación.

Al igual que en aquella oportunidad, casi nadie le exigirá demasiado a los Bafana Bafana, pese a las expectativas generadas por su invicto en las últimas 12 presentaciones.

Amén del resultado en el certamen, el conjunto dirigido por el brasileño Carlos Alberto Parreira ya consiguió bastante, al provocar un sentimiento de unidad en torno a sí.

El presidente, Jacob Zuma, destacó hace unos días el orgullo nacional latente, gracias a un deporte otrora considerado patrimonio de la población negra, como el rugby para los blancos.

Tal diferenciación quedó plasmada de forma magistral en las secuencias iniciales de la película Invictus, cuando la caravana del ex mandatario Nelson Mandela transitaba por una vía que divide dos canchas.

De un lado, los blancos practicaban el rugby, mientras del otro los negros jugaban al fútbol. Empero, aquel Mundial de rugby patentó que el país podía aglutinarse alrededor de una causa común sin importar razas, en lo cual Mandela tuvo un papel vital.

Tres lustros después de aquella hazaña, el once local espera protagonizar un desempeño a la altura del apoyo delirante que tendrá a partir del próximo viernes.

Si bien nadie les pedirá un título -lo cual sería pecar de exigente-, al menos existe la esperanza de que el seleccionado evite ingresar en la historia como la primera sede incapaz de alcanzar los octavos de final.

En ese objetivo también estarán los Springboks (gacelas) -sobrenombre del conjunto de rugby-, quienes manifestaron su respaldo absoluto al once campeón africano de 1996, como se espera que hagan este miércoles miles de aficionados.

Algunos medios de comunicación convocaron a la hinchada a salir a las calles con banderas, camisetas de la selección y las estridentes vuvuzelas, infaltables en los partidos de fútbol aquí.

también te puede interesar