Deportes

El Atletismo tiene otra casa

Por primera vez en la historia del atletismo, la carrera de la maratón no se iniciará ni terminará en el estadio Olímpico de la ciudad de Berlín, Alemania, sede de la décimosegunda edición, del Campeonato Mundial de la disciplina que se celebrará entre el 15 y el 23 de Agosto próximo

Redacción Central |

Por primera vez en la historia del atletismo, la carrera de la maratón no se iniciará ni terminará en el estadio Olímpico de la ciudad de Berlín, Alemania, sede de la décimosegunda edición, del Campeonato Mundial de la disciplina que se celebrará entre el 15 y el 23 de Agosto próximo

Este será el mayor evento del planeta organizado después de culminar en Beijing los Juegos Olímpicos del 2008, y antes también de realizarse en Sudáfrica, en el 2010, la Copa del Mundo de Fútbol.

Según la asociación Internacional de Atletismo (IAAF) a Berlín concurrirán unos 2 mil 500 atletas que proceden de 212 Federaciones miembros, y que incluye, desde luego, delegaciones en menor cantidad del Continente Americano.

En cuanto a la Maratón la salida y llegada será de la histórica Puerta de Brandemburgo y su recorrido estipulará el paso por importantes sitios históricos de Berlín, ciudad donde se rindió el Alto Mando alemán el 8 de mayo de 1945 ante el empuje del Ejercito Rojo y sus aliados.

La Puerta de Brandemburgo es una antigua puerta de entrada a Berlín y uno de los principales símbolos tanto de la ciudad como de Alemania

Situada en el centro actual de la otrora capital de la RDA, en la Plaza de París,forma el final de la avenida Unter den Linder y marca el comienzo del gran parque Tiergaten y de la avenida Strabe des 17. Juni. En las cercanías también se encuentran el Reichstag y la Potsdamer Platz.

Relevantes sucesos ocurridos en la historia de ese país durante la Segunda Guerra Mundial están indisolublemente ligados a la Puerta de Brandemburgo.

El Olympiastadium está considerado como uno de los mayores y más modernos estadios del mundo. El ovalo cuenta con una vistosa pista azul considerada por los especialistas como muy rápida.

Es además una instalación multifuncional tan solo cabe recordar que el último campeonato mundial de fútbol realizado en Alemania lo tuvo como sede y fue en ese complejo donde se proclamó Campeón del Mundo la escuadra italiana.

El impresionante complejo, totalmente modernizado, ofrece a los atletas las mejores condiciones, desde sus instalaciones subterráneas para el trabajo preparatorio, como las pistas de entrenamientos con todas las exigencias requeridas para cualquier evento de alto nivel. Su capacidad se estima en unos 70 mil espectadores.

Los organizadores trabajan con mucho celo en la preparación del acto de apertura, que aunque no se ha divulgado incluirá temas alegóricos a la cultura de esa nación europea, con algún que otro ingrediente de rutina que adornan estas costosas celebraciones para competencias de envergaduras.

Hoy se presta más atención a la ceremonia inaugural y de clausura que a otras actividades colaterales que son muy necesarias en citas mundialistas, pero subsisten entre bambalinas.

De acuerdo a algunos sondeos realizados se espera que los asistentes a la XII Edición, procedan en un 60 por ciento de Berlín, el otro 20 de Alemania y el resto lo completarían extranjeros procedentes de Polonia y de la República Checa.

Fran Hensel, cogerente del Comité Organizador del Mundial, afirmó confiar en la ventaja de competir en casa y pronostica una cifra superior a las siete medallas que consiguió Alemania en el Campeonato del mundo de Osaka, Japón, celebrados en el 2007.

El primer Campeonato Mundial de Atletismo al aire libre tuvo por sede a Helsinki, en el año mil 983, cuatro años después en mil 987 los organizó Roma y a partir de mil 991 el ciclo se redujo de cuatro a dos años.

En el 91 Tokio fue la sede y por ese orden le siguieron Stuttgart, Alemania, Gotemburgo, Suecia, Atenas, Grecia, Sevilla, España, Edmonton, Canadá, Paris Francia, Helsinki, Finlandia y Osaka, Japón.

El reparto de medallas, desde luego, lo domina Estados Unidos con 115 de oro, 61 de plata, 59 bronce para un total de 235. Después siguen Rusia (55-78-65- 198) y Alemania ( 46-44-50—140).

La pequeña Cuba, se instala nada menos que en la quinta posición con 17 de oro, 16 de plata, 6 de bronce para un total de 39 preseas, cifra que impresiona si se toma en cuenta que a su espaldas marchan naciones de gran poderío económico. Desde luego, Cuba en los últimos tiempos ha descendido en citas atléticas de fuerza internacional, por ejemplo, en los Juegos Olímpicos de Beijing su potencia reconocida tuvo un significativo declive.

Pudiera repercutir en esos resultados los problemas que aquejan a aquellos países pobres, aunque en el caso de Cuba el estado destina fondos importantes para dar cobertura a la preparación de sus delegaciones que asisten a las competencias mundiales, continentales y regionales.

No por gusto la pequeña isla bañada por las aguas calidas del mar Caribe, llegó a conseguir en mil 982 un impactante quinto lugar por países en la cita estival de Barcelona.

Pero después fue decayendo de una a otra Olimpiada por factores diversos, y no cabe duda que la desintegración del campo socialista en las postrimerías del decenio de los ochenta dañó los cimientos de alguna manera, en la fuerte estructura del deporte cubano.

Entre los records mundiales más antiguos figuran en la rama femenina los 10 segundos y 49 centésimas de la estadounidense Florence Griffith, impuesta el 16 de julio de mil 988 en Indianápolis.

Casi dos meses después Florence llevó al libro de récord el impresionante 21,34 para los doscientos metros, perfomance alcanzada en Seul, Corea del Sur.

De la desaparecida República Democrática Alemana (RDA) nadie puede olvidar a Marita Koch poseedora de un 47,60 en los 400 metros, récord impuesto en Canberra, en el año mil 985.

Todo un suceso fue también el 1:53,28 en los 800 metros de la espigada Jarmila Kratochvilová, de la antigua Checoslovaquia, quien en mil 983 logró imponerse en Munich, Alemania.

Entre los hombres, datan con más de 20 años las plusmarcas del disco y el martillo. Jurgen Schult, de la RDA, lanzó el implemento a 74 metros con 08 centímetros, en Neubrandenburg, Alemania, mientras que Yuriy Sedykh, de la desintegrada URSS, llevó a la distancia de 86,48 la pesada bola durante la reunión atlética celebrada en Sttugart, Alemania.

Para el venidero mundial hay varias interrogantes. ¿ Podrán superarse algunas de las marcas antes señaladas.? O los 5,05 de la rusa Isimbayeva en el salto con Pertiga.

Sobrevirán las impresionantes marcas de Usain Bolt en los 100 y 200 con 10,69 y 19,30 segundos. El 6,14 de Serguei Bulka en Garrocha, los 2,45 metros del cubano Javier Sotomayor, el impresionante disparo de 98,48 de Jan Zelezny, República Checa, que poco le faltó para que la jabalina se clavara en la pista de carrera.

Mención También para el 8,95 del estadounidense Mike Powel en longitud y el respetado 18,29 del inglés Jonathan Edwards, en triple salto. O lo realizado por Kenenisa Bekele, de Etiopia en los 5,000 y 10,000 metros, quien detuvo los cronómetros en 12:37,35 y

Unicamente el tiempo nos dará las respuestas.

también te puede interesar