Deportes

Como lo pienso, así te lo cuento

Cabe una pregunta al descuido... ¿podrá Yelena Isinbayeva lograr vencer la fabulosa marca de 5.15 ? Su entrenador ha dicho que SI

Redacción Central |

Cabe una pregunta al descuido… ¿podrá Yelena Isinbayeva lograr vencer la fabulosa marca de 5.15 ? Su entrenador ha dicho que SI

En el próximo verano, Berlín acogerá a los mejores atletas del planeta durante la celebración del XII Campeonato Mundial de Atletismo y entre tantas  luminarias figurará la estilizada  Yelena Gadzhiyevna Isinbayeva, una rubia muy atractiva nacida el tres de junio del año mil 982 en Bolgogrado, Rusia.

La Federación Internacional de Atletismo  (IAAF) reconoció la primera marca mundial para la especialidad cuando la pertiguista china Sun Caiyun superó los 4 metros 05 centímetros el 21 de mayo de 1992, en la reunión atlética celebrada en Nanking, República Popular China.

A partir de entonces y hasta  el 25 de noviembre de  1994 la Caiyun dominó la pértiga con una progresión de siete centímetros al lograr  4. 12  el 22 de octubre de 1994 y un mes después en Guangzhou igual cifra, reinado que  paso a  manos de Daniela Bártová, de la República Checa el 18 de junio de  1995 en Duisburgo, Alemania, quien registró también 4.12 .

Daniela logró sobrevolar la varilla a la respetable cifra de 4.22  en septiembre del noventa y cinco en Hungría, marca que duró muy poco, pues la china Sun Caiyun se vengó de la checa y  elevó el listón  a los 4.23, primacía conquistada en Shenzhien, R.P. China.

Pocos días después aparecería en la arena internacional la australiana Emma George que en Melburne, justo el 30 de noviembre destrozó la cifra de 4.23 de Daniela, al brincar 4.25.

Durante cuatro años  reinó Emma, pues en 1999, once meses antes de despedir el siglo XX el aparente inalcanzable 4.60 de la australiana pasó a mejor vida al surgir la esbelta figura de la norteamericana Stacy Dragila que en Sevilla, España, igualó el registro .

Dragila, sin embargo,no disfrutó mucho, pues luego de imponer un impresionante 4.81 en la cita  de Palo Alto, Estados Unidos el 9 de junio del dos mil uno, apareció una carismática saltadora que respondía al nombre de Yelena Isinbayeva, de Rusia, y puso orden al asunto al superar con un 4.82 el primado del orbe de Stacy en Gateshead, Reino Unido, el 13 de julio del 2003.

Asi inicia su historia la simpática rubia, de carácter jovial, perseverante en su preparación, disciplinada como condición principal en su vida y muy enamorada de una disciplina compleja y difícil que la ha llevado a integrar el grupo  selecto de las grandes estrellas del atletismo mundial.

De isinbayeva decir que ha logrado destrozar la plusmarca mundial nada menos que en 26 ocasiones, 14 al aire libre y 12 bajo techo, con una progresión  nada despreciable de 23 centímetros en los últimos siete años

Fue durante los Juegos Olímpicos de Atenas, Grecia, el 24 de agosto del 2004, cuando la Isinbayeva entró  a ocupar un lugar muy importante en la historia al conseguir nada menos que un  salto de 4.91, marca que por aquel entonces muchos especialistas consideraban que iba a perdurar .

Asediada por un ejército de periodistas, dotados con toda la técnica para enviar su calida sonrisa al más apartado rincón del planeta , la Isinbayeva era feliz, sus manos solo atinaban a cubrirse el rostro, y reía, tocaba su corona de olivo al tiempo de besar la codiciada medalla de oro.

Recuerdo  que no pocos cronistas se preguntaban, ¿ podrá rebasar la barrera de los cinco metros ? Y no hubo que esperar mucho, el 22 de julio del 2005, Yelena Isinbayeba le regaló al mundo un salto de cinco metros durante el mitin atlético celebrado en Londres.

Tras llegar a lo más alto en la especialidad de la pértiga y batir el récord del mundo en varias ocasiones, saltando más de 5 metros en el año 2005, y dominando la prueba sin dar opción a sus rivales, su progreso sufrió un estancamiento, indica una breve reseña de su historia deportiva.

Luego de encarar  una crisis de resultados   cambió de entrenador para ponerse a las órdenes del hombre que la llevó al éxito,  Serguei Bubka,  el multirecordista mundial, el mejor de todos los tiempos  en el salto con pértiga…..

Después de trabajar mucho, volvió por sus fueros, al batir de nuevo el récord del mundo en el año 2008, haciéndolo en tres ocasiones y dejando la plusmarca mundial en 5.05 metros en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Cabe una pregunta al descuido… ¿ podrá Yelena Isinbayeva lograr vencer la fabulosa marca de 5.15  ?

Su entrenador ha dicho que SI.

también te puede interesar