Deportes

Como lo pienso, así te lo cuento

Brasil y Argentina gozan de un potencial grande, envidiable. Me atrevo asegurar que nadie los puede imaginar fuera de esa fiesta grande que es la Copa del mundo

Redacción Central |

Brasil y Argentina gozan de un potencial grande, envidiable. Me atrevo asegurar que nadie los puede imaginar fuera de esa fiesta grande que es la Copa del mundo

Al termino de la decimosegunda fecha de las eliminatorias mundialistas de fútbol el cuadro de posibilidades para alcanzar los cuatro boletos directos y el quinto adicional, en repechaje, sigue acaparando la atención de técnicos, especialistas, y sobre todo, de los miles y miles de fanáticos que aguardan el desenlace.

Algunos con tranquilidad, otros con la incertidumbre de ¿estaremos en el mundial de Sudáfrica 2010?

Si por historia y calidad nos atenemos, debemos decir que Brasil y Argentina reposan tranquilos, sin  sombra que los perturbe. Y aunque los cariocas, segundos con 21 puntos, y los albicelestes, cuartos con 19 unidades, no lideren la tabla, eso no es tema de preocupación para nadie. Que no les quepa la menor duda.

Si fuera una eliminatoria corta, pudiera pasar cualquier contratiempo que les enredara el camino, pero tratándose de un sistema eliminatorio largo, aún faltan seis fechas, cualquier cosa puede pasar con dos selecciones de calidad profunda y con una historia hermosa, respetada en el mundo.

Lo importante, a mi modo de ver las cosas, no es el lugar que ocupen entre los cuatro primeros. Lo importante en estos casos es tener el pasaporte en el bolso de viaje, porque lo otro se escribe cuando suene el pitazo del partido inaugural  en Sudáfrica, en el ya cercano 2010.

Ahora cuando  Argentina cayó inesperadamente por seis goles a uno en el Hernando Sile a más de 3 mil seiscientos metros sobre el nivel del mar, hubo comentarios a montones, algunos tal vez imbuidos por despecho hacia aquella nación sudamericana a la que consideran engreída y prepotente.

Sin embargo, personas autorizadas aseguran » no quiero opinar sobre la altura porque nunca jugué en ella, sería una opinión sin conocer realmente lo que se siente. Pero la selección no debe preocuparse, eso no va a cambiar el curso de la historia. Argentina va a clasificar. Y Brasil igual.

Pienso de igual manera.  Brasil y  Argentina gozan de un potencial grande, envidiable. Me atrevo asegurar que nadie los puede imaginar fuera de esa fiesta grande que es la Copa del mundo.

Por donde andan los otros tres clasificados, indudablemente que Paraguay con 24 puntos, líder, por el momento en la región suramericana, está pegadito a conseguir el ticket de vuelo, pero en las seis fechas que restan debe mantener ecuanimidad, solidez en el juego y demostrar  sigue siendo la selección más estable de los últimos tiempos en el área. Eso es indudable.

Es cierto que se le vienen encima dos partidos de gran importancia como el de Chile, este en su propia casa y el otro, Brasil, pero de visitante en el país de la Samba y del juego Bonito. Mi voto se lo concedo a los guaraníes, avalados por las notables actuaciones realizadas en el campo de batalla que los mantiene de puntero.

De manera que faltarían dos boletos, uno directo y el otro por la vía del repechaje. La prensa especializada le concede a Chile un puesto para asistir al baile de gala en Sudáfrica. Se dice que talento, inteligencia y cordura acompañan a una selección que conduce con muy buen tino Marcelo Bielsa.

En repechaje, bueno el asunto andaría por Uruguay o Ecuador, el primero con mejores opciones, aunque en estos avatares cuesta trabajo definir posiciones. Uruguay pudiera entrar directo, pienso que reúne las condiciones si es que se atreve a apostar más por su real calidad.

Las jornadas que faltan deben ser manejadas con toda la prudencia posible. Ni quedarse por debajo, ni sentirse que lo tienen todo en su arca.. La ecuanimidad, la experiencia, el profesionalismo como asignatura constante debe prevalecer en los equipos mencionados .

En  1992, en una entrevista realizada a Alfio  «Coco»Basile, en aquel tiempo al frente de la escuadra argentina que se preparaba para el mundial del 94 en Estados Unidos, al comentarle que la participación de sus dirigidos en el mundial estaba por sentada me dijo  » por sentada es cuando estemos sentados en el avión.»

Argentina consiguió el boleto para Estados Unidos en Repechaje, partido que le ganó a Australia en el Monumental. Fue un  pase genial de Maradona a Batistuta, quien marcó la sentencia y la locura en el país.  Antes habían logrado un inquietante cero a cero con los Australianos en el encuentro de ida.

Estuvieron los gauchos a puntos de quedar eliminados, recordar la  impactante goleada de cinco  a cero en el Monumental de Buenos Aires que les propinó Colombia  e hizo volver  a filas con urgencia  a Diego Armando Maradona, luego de cumplir su sanción de dos años impuesta por la FIFA

Jamás se equivocó Basile en su respuesta.

también te puede interesar