Curiosidades

Nostalgia por las tarjetas postales

Fueron en su momento esencia de las conexiones entre las personas en cualquier parte del mundo

aviso-tematica-viajes
Nostalgia por las tarjetas postales |

Oliverio Celaya |

Las tarjetas postales todavía se emplean en buena parte del mundo, pero cambiaron su formato y medio de entrega desde el habitual correo hacia la electrónica y las redes sociales, lo que llena de nostalgia a muchas personas, y a eso se suman las tarjetas profesionales.

La entrega de tarjetas personales, un acto de cortesía en toda relación profesional, quedará en el olvido a partir de septiembre, al menos en Italia, donde será reemplazada por un brazalete electrónico que intercambiará los datos de las personas cuando se estrechen las manos.

El innovador dispositivo, llamado Airbusinesscard, será lanzado por la compañía homónima, fundada y administrada por Mauro Lafico, un joven originario de Salice Salentino (Lecce) y especializado en mercados financieros en Londres, donde trabajó durante 10 años, antes de instalarse en Milán para poner en marcha su propio proyecto.

Dicho brazalete reconoce el gesto de estrecharse las manos y transmite en tiempo real los datos básicos de una persona como nombre, empresa, rol y otros detalles profesionales.

Las tarjetas personales virtuales se intercambian a través de los brazaletes y los datos confluyen en una base que puede consultarse por e-mail o a través de una aplicación.

A dos años del nacimiento de la idea, tras haber tropezado con distintos inconvenientes en el desarrollo del dispositivo, Lafico halló la tecnología que necesitaba en el exterior y, junto a dos socios, Vito Perrone y Lahkim Bennani, devino en el licenciatario exclusivo para Italia.

El Airbusinesscard, de alimentación eléctrica y recargable a través de USB, contiene un transmisor bluetooth de alcance limitado, un sensor de movimiento y una memoria. El brazalete será entregado en una primera fase de prueba bajo la fórmula de alquiler temporal, como servicio a empresas que organizan ferias, congresos, conferencias y eventos de networking.

La tarjeta postal ilustrada, llamada simplemente postal, tarjeta postal o tarjeta de correo, es una pieza rectangular de cartulina, o cartón fino, preparada para escribir y enviar por el correo tradicional, sin necesidad de usar un sobre.

Ahora un tanto en desuso debido a que se envían de forma electrónica, por emails o mediante las redes sociales.

Sin perjuicio de antecedentes más remotos, el surgimiento de la tarjeta postal se debe a Heinrich von Stephan (1831-1897) y a Emmanuel Hermann (1838-1902).

En 1865, con ocasión de la Conferencia Postal Internacional celebrada en Karlsruhe, el funcionario de correos Heinrich Von Stephan propuso la introducción de hojas postales en forma de talonarios como medio de comunicación no reservada.
Sin embargo, esta innovación no llegó a prosperar. Hermann, profesor de economía política, publicó en 1869 en el periódico austriaco Neue Freie Presse un artículo sobre las ventajas económicas que supondría para la Hacienda pública la introducción de la tarjeta postal (la Correspondenz-Karte).

La idea sería recogida al poco tiempo por el director de Correos y Telégrafos de Viena, Adolf Maly, quien autorizó la circulación de tarjetas postales por correo.

El 1 de octubre de 1869 la administración de Correos de Austria-Hungría pondría en circulación la primera tarjeta postal en el mundo. La primera postal oficial española se emitió en diciembre de 1873.
mem/rfc

también te puede interesar