Curiosidades

Casuario, tan lindo como peligroso

Un ave que no vuela y tiene muchos colores es, en la práctica, una especie de cuidado

causairo_0
El casuario |

Oliverio Celaya |

El casuario constituye un ave que no vuela, muy atractiva, sin embargo sumamente peligrosa, podemos apreciarla en los zoológicos pero en la vida silvestre debemos alejarnos de ella.

De ahí que el casuario es considerado uno de los pájaros más peligrosos del planeta. Tanto, que un ejemplar mató recientemente a un cuidador, un hombre de 75 años. Puede pesar más de 45 kilos, sus garras llegar a los 10 centímetros y corre hasta unos 50 kilómetros por hora.

El ejemplo que nos trae la prensa menciona que la policía del condado de Alachua, en el norte de Florida, dijo que recibió una llamada de emergencia desde una propiedad en esa localidad y al llegar encontraron al hombre, llamado Marvin Hajos, gravemente herido por un casuario.

Hajos fue llevado al hospital donde murió más tarde a causa de las heridas. La policía está investigando el hecho pero dice que todo sugiere que se trató de un «accidente trágico».

«El hombre estaba cerca del ave y en algún momento cayó (al suelo). Cuando cayó, fue atacado», dijo el subjefe de policía Jeff Taylor al diario local Gainesville Sun.

Casuarius es un género de aves Casuariiformes de la familia Casuariidae conocidas como casuarios.

Está compuesto por tres especies que se distribuyen en Australia y Nueva Guinea. Son aves solitarias no voladoras que viven en la selva lluviosa tropical, donde se alimentan de las frutas caídas, de algunos hongos y pequeños animales.

Su plumaje negro está formado por plumas ásperas, algunas de ellas terminan en filamentos como pelos. El cuello es de color azul y rojo (carúncula) y tienen una gran protuberancia ósea sobre la cabeza, llamada casco, que puede dar protección al ave en los momentos en que el animal se desplaza entre la densa vegetación de su hábitat.

La hembra se puede aparear con varios machos, armando una nidada con cada uno de ellos. Ponen sus huevos en un lecho de hojas en el suelo boscoso.

Los pichones son cuidados por los padres durante nueve meses. El macho se hace cargo de la incubación, pero ambos progenitores cuidan a las crías.

Mientras que las relaciones filogenéticas del resto de los paleognatos no han sido aún aclaradas, tanto los estudios moleculares como morfológicos coinciden en que los casuarios forman un clado con los emúes.

Por otra parte, la posición de este grupo con respecto a los otros paleognatos varía según los estudios de datos moleculares (los cuales establecen al clado como el grupo hermano de los kiwis) y morfológicos.

Lo que sí es cierto, y en lo que coinciden la mayoría de los expertos, es de qué se trata de un ave sumamente agresiva y peligrosa para el ser humano, que lo mejor es admirarla en los zoológicos.
mem/rfc

también te puede interesar