Curiosidades

El ajo salvador

Los nutricionistas reconocen sus cualidades, algo que muchas personas desconocen

ajo
El Ajo, uno de los alimentos con más propiedades |

Oliverio Celaya |

El ajo constituye uno de los elementos alimentarios para condimentar comidas, sobre todo en muchos países latinoamericanos, pero su predilección se extiende por todo el mundo, acompañados por amplios beneficios para la salud.

Por tanto, el ajo (Allium sativum) es una hierba de olor fuerte y sabor picante. Es un pariente cercano de la cebolla y es originario de Asia Central.

Se ha utilizado como agente saborizante de alimentos y como medicina tradicional. La humanidad reconoció las cualidades curativas de esta hierba mágica hace más de 3000 años.

Un informe en el Journal of Pharmaceutical Research sugiere que un diente por día puede traer una gran mejora en tu salud general, y de dos a tres dientes podrían prevenir un ataque del resfriado común.

Intensamente aromático y sabroso, el ajo se utiliza en prácticamente todas las cocinas del mundo.

Cuando se come crudo, tiene un sabor fuerte y penetrante que combina con los verdaderamente poderosos beneficios del ajo. El ajo es particularmente alto en ciertos compuestos de azufre que se cree que son responsables de su aroma y sabor, así como sus efectos muy positivos en la salud humana.

El ajo contiene minerales útiles como el fósforo, potasio, magnesio, zinc, calcio y hierro, así como minerales traza como el yodo, el azufre y el cloro.

De acuerdo con la Base de Datos Nacional de Nutrientes del USDA, es una fuente rica de vitaminas como folato, tiamina, niacina y vitamina C, A, K y B6. En términos de compuestos orgánicos, es una de las fuentes raras de alicina, alisatina 1 y alisatina 2. Esta hierba es muy baja en calorías, grasas saturadas y sodio.

Un artículo de 2014 publicado en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas citó un estudio que evaluó a 146 participantes durante un período de tres meses para determinar el impacto que tuvo el ajo en los pacientes con resfriado y tos.

Como parte del estudio, el número total de participantes se dividió en dos grupos iguales. Mientras que un grupo tomó una tableta de placebo, el otro grupo tomó una tableta de ajo al mismo tiempo. Al final del estudio, se observó que las personas que tomaban ajo todos los días durante tres meses en lugar de un placebo tenían menos episodios de resfriado.

Para más detalles, hubo 24 casos de resfriado común en el grupo de ajo, durante el período de tres meses, en comparación con 65 en el grupo de placebo. Sin embargo, la duración de la enfermedad fue más o menos similar en ambos grupos: la primera duró 4,63 días y la última duró 5,63 días.

El ajo es un ingrediente herbal para bajar la presión arterial alta. Cuando se expone a altos niveles de presión, la alicina presente en ella relaja los vasos sanguíneos. También combate la trombosis al reducir la agregación plaquetaria.

Por demás, evita eficazmente la oxidación del colesterol LDL (malo). Todos aquellos que tienen niveles altos de colesterol deben incluir esta hierba en su dieta diaria.

Y entre otros muchos beneficios, comer regularmente dientes de ajo crudos ayuda a prevenir el tromboembolismo.

Esto significa que reducen los coágulos de sangre y promueven un mejor flujo sanguíneo. También tienen importantes propiedades cardioprotectoras que ayudan a prevenir enfermedades como la aterosclerosis, la hiperlipidemia, la trombosis, la hipertensión y más.


mem/rfc

también te puede interesar