Curiosidades

Tomar el té a las 5 ¿en cualquier parte?

Tras ese hábito se esconde una curiosa historia

te
Te |

Oliverio Celaya |

Beber té a las cinco de la tarde constituye más que una tradición una especie de mito británico que se reparte por todo el mundo, cuando detrás de tal hábito, además de una excelente manera de compartir con familiares y amigos, existe toda una historia.

La hora del té (en inglés tea time o afternoon tea) es una costumbre tradicional británica en la que se tomaba el té a las cinco de la tarde.

Desde el tiempo de la industrialización, la hora del té para la clase trabajadora, las personas que trabajan de nueve a cinco, se ha modificado porque se convierte en un buen momento para unos bocadillos o merienda antes de la cena.

Esta actividad incluye té y galletas o pasteles de varios tipos, como los scones. En otros casos, puede incluir un acompañamiento salado. Debido a los cambios de los horarios modernos, muchos hoteles ofrecen la hora del té entre las 3 y 5 de la tarde.

Tea time u hora del té, es un hábito británico que generalmente acontece entre las 4 p.m. y las 5 p.m. No es exclusivamente una hora de tomar té, sino más bien consiste en la cena ligera, que generalmente se prepara al llegar del trabajo.

El tea break es un pequeño descanso durante las horas de trabajo consistente en 15 minutos, en el cual se suele tomar un tazón de té o café y un sándwich (tea sandwich). En una jornada de trabajo suele haber un tea time y dos tea breaks.

Antes de que se introdujera el té en el Reino Unido, los británicos tenían dos comidas principales: el desayuno y la cena.

La costumbre de tomar el té comenzó en el siglo XVIII, cuando la gente iba realizando la cena cada vez más tarde y se empezó a tener un almuerzo más ligero entre el desayuno y la cena.

Aun así, esto dejaba muchas horas entre algunas comidas. Algunos miembros de la aristocracia se acostumbraron a tomar una taza de té junto con un aperitivo alrededor de las cinco de la tarde. Esta costumbre obtuvo gran popularidad extendiéndose a otras clases sociales.

Pero incluso, algunos documentales dan cuenta de que la Reina fue la que le añadió aquello de los bocadillos, debido a que solo el té no permitía una complacencia estomacal apropiada.

En muchos lugares del Reino Unido, sobre todo en Londres, y qué decir de los sitios más lujosos, la costumbre es que al sentarse los comensales se encuentre una fuente de tres pisos con bocadillos y dulces para acompañar al té.

Por lo agradable de la ceremonia, es manera de confraternizar se extendió a otras naciones, aunque es cierto que con horarios corridos, o simplemente cuando alguien se acuerda de la puntualidad británica y este curioso hábito.

Sin embargo, sin ponemos oídos a las recomendaciones de los médicos, en particular a los gastroenterólogos y nutricionistas, existe una recomendación, para enfermos y sanos, de cada tres horas probar algún bocado ligero y de esta manera tener a nuestro estómago en forma.

Pues el tema del Té de las 5 bien puede colaborar con esta saludable recomendación, se uno británico o no. El caso sería tener a mano una fuente de bocadillos o pastas ligeras para acompañar y, por supuesto, no excederse.
mem/rfc

también te puede interesar