Curiosidades

No importa ser viejo

Se cuentan historias de navegantes famosos por sus hazañas y la longevidad

No-importa-ser-viejo
Jean-Luc Van Den Heede |

Oliverio Celaya |

Los viajes por el mundo acumulan nombres y proezas, de ahí que siempre aparezca en cartilla una hazaña de este tipo desde tiempos inmemoriales. Pero la era moderna también trae sus curiosidades como es el caso de un europeo que desafió las inclemencias del tiempo.

Es el caso del navegante francés de 73 años Jean-Luc Van Den Heede, al mando del Matmut, se impuso impuesto en la carrera Golden Globe Race 2018-2019, Vuelta al Mundo en Solitario.

Ello ocurrió al cruzar la línea de meta en Les Sables d’Olonne (Francia) tras invertir 212 días, 23 horas 12 minutos y 19 segundos, nuevo récord de la prueba.

La Golden Globe Race conmemoró el 50 aniversario de la carrera original (1968-1969) y los 18 competidores de 13 naciones,-13 abandonarían- compitieron con barcos similares a los utilizados en ese momento, para un recorrido teórico de 30 mil millas náuticas (55 mil 590 kilómetros)

A excepción del equipo de seguridad no se permitía tecnología moderna alguna, solo las tablas de sextantes, cronómetro y papel para navegar, y no podían recibir asistencia externa. Los barcos son crucero de quilla larga de 32 a 36 pies (9,80 a 11 metros)

Jean-Luc Van der Heede, con el Matmut un monocasco Rustler de 36 pies (11 metros de eslora), entró también en la historia de los récords por ser, con 73 años, el navegante más longevo en completar y ganar la carrera en la que era su sexta Vuelta al Mundo.

De esta manera sustituye al británico Robin Knox-Johnston, vencedor de la prueba hace 50 años, invirtiendo 312 días, y que completo en solitario la Velux 5 Océanos en 2007, a la edad de 68 años.

Su dominio de la carrera fue absoluto. Llegó a tener una ventaja de dos mil millas (tres mil 750 kilómetros) sobre el segundo clasificado, el holandés Mark Slats, pero una gran tormenta a dos mil millas al oeste de Cabo de Hornos estuvo a punto de forzar su retirada.

La tormenta causó un agujero de 10 centímetros en la sección del mástil y estuvo a punto de dirigirse al norte hacia el puerto chileno de Valparaíso para reemplazar el palo, pero dos días después encontró una manera de reparar el daño y navegó hacia el Cabo de Hornos, una vez más a vela reducida.

Precisamente la zona de Cabo de Hornos constituye uno de los lugares más peligrosos de navegación para todo tipo de embarcación.

Por su parte, el holandés Mark Slats redujo la ventaja a menos de 50 millas en las Azores, pero el veterano francés mostró su experiencia e impartió una clase magistral de táctica oceánica para lograr una ventaja final de 400 millas (720 kilómetros) sobre su rival de 41 años.

Robin Knox-Johnston, que estuvo en la llegada, comentó: Lamento perder mi récord como el más veterano en competir en solitario en una vuelta al mundo, pero no podría ir a una mejor persona.

Esto demuestra, cada día más, que la edad no es barrera para crear proezas y mantenerse joven de una manera distinta, de forma activa y con la inteligencia que –eso sí- los años permite acumular.
mem/rfc

también te puede interesar