Curiosidades

¿Existen alimentos de color azul?

La naturaleza se ha encargado de ello

alimentos_morados
Alimentos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

¿A qué se debe que no haya alimentos azules?

La naturaleza nos regala atractivas frutas de intenso color rojo, naranja, verde o amarillo, pero nunca azul, aunque creas que los arándanos lo son.

Tampoco encontramos esta coloración en el mundo animal de un modo digamos, frecuente. Algunas aves, sin duda, pero muy pocas.

Y aunque consideres que algunos peces los son, pues se debe básicamente al modo en que la luz rebota en sus escamas, ya que dispersan la luz a modo de iridiscencia, pero, cuando los cocinamos y los ponemos en nuestros platos, ninguno dispone de un auténtico y puro color azul.

A menudo denominamos frutas azules a los arándanos, a determinadas uvas, ciruelas, grosellas, moras, pero su coloración es ligeramente púrpura, acercándose al violáceo. No disponen, como dirían los niños, de un auténtico “color pitufo”.

La mayoría de plantas disponen de esa coloración verde debido a la clorofila, pero el azul es un pigmento realmente complejo de conseguir en el mundo natural.

Siempre que veas una flor azul, por ejemplo, debes saber que esto se debe a una química muy, muy alcalina. Una peculiaridad poco común, ya que la mayoría de las plantas y animales tienen un metabolismo un poco más ácido.

En ocasiones muchas plantas que tienen flores azules, acaban volviéndose rosas o violetas debido a los habituales suelos ácidos de los que se nutren.

Es un pigmento orgánico, llamado antocianina, el que hace que, por ejemplo, nuestras plantas se vuelvan rojas en un medio muy ácido, violeta en un escenario neutro y azul si el suelo es alcalino.

Un ejemplo sencillo: antocianina sumada a un medio ácido originará rosas rojas. Antocianina combinada con un medio alcalino, te dará violetas azulados.

Se podría entonces decir que esta tonalidad no ha tenido demasiado éxito evolutivamente.

Tampoco a nuestra vida resulta atractivo un alimento de color azul. Haga la prueba, ¿qué se comerías antes, una fresa azul o una fresa de atractivo color rojo?

El azul lo dejamos normalmente para el ámbito de la repostería, donde usamos siempre, eso sí, colorantes artificiales.

Según Chris Gunter, profesor de ciencia horticultural de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, otro motivo por el que podría haber tanta escasez de alimentos azules naturales es, que el azul es uno de los colores con mayor energía de onda en el espectro de luz visible.

Así, para crecer mejor y de manera más eficiente, las plantas usan la luz, y si fueran de color azul sería porque están reflejando la luz más que usándola para desarrollarse.

Mel/Bga

también te puede interesar