Curiosidades

Comer lo mejor, pagar lo más caro

En el mundo existe manjares muy especiales que por su delicadeza solamente están al alcance de unos pocos

Comer-lo-mejor
Comida gourmet |

Oliverio Celaya |

Existen muchas curiosidades en materia gastronómica como algunos ejemplos particulares de manjares sumamente especiales, pero que de igual manera tienen precios exorbitantes que solamente los pueden pagar ciertos clientes.

Se trata de productos que pueden condimentar recetas o simplemente darnos un gusto muy particular y permitirnos un regodeo especial, pongamos entonces algunos ejemplos que los trae a colación la prensa británica, en particular la BBC de Londres.

Existen incluso alimentos cultivados en laboratorios que podrían ser parte de nuestra dieta en un futuro. Veamos.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

Para empezar tenemos que mencionar al Azafrán. Los expertos señalan que si tu arroz luce un color amarillo luminoso es posible que haya sido cocinado con azafrán. Esta especia, llamada también el «oro rojo», es el estigma o hilo carmesí intenso que sale de una flor conocida como crocus y es utilizada para darle color a las comidas.

Gramo por gramo, es mucho más cara que el oro. ¿Por qué? La razón es simple. El crocus solo florece durante una semana o dos al año, en el otoño. Además, sembrarla requiere una labor intensa y su recolección solo se puede hacer manualmente.

Pero, sobre todo, esta pequeña flor solo produce tres estigmas, lo que se traduce en que se necesita un campo del tamaño de una cancha de fútbol sembrado de crocus para recoger un kilo de azafrán. Y para llenar un campo de fútbol se necesitan 300 mil flores.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

Le sigue el Caviar. Se llama caviar al conjunto de huevos del esturión y es considerado una de las delicias más exquisitas del planeta. Pero, más allá de que es muy difícil de manejar y de empacar, es muy raro encontrar huevos de esta familia de peces llamados acipenseriformes.

El caviar más famoso es el que proviene del beluga, un pez que solo se halla en el mar Caspio y el mar Negro. Como se encuentra en peligro de extinción, muy pocos de sus huevos se pueden vender de manera legal.

De acuerdo al libro Guinness de los récords, el caviar más caro fue uno de 100 años procedente de un esturión albino beluga, por el que se pagaron cerca de 34 mil 500 dólares por kilogramo.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

Mencionemos entonces a las Ostras. Ahora consideradas un lujo, las ostras no siempre fueron un alimento para pudientes. A principios del siglo XIX, las ostras eran tan baratas como hoy las papas fritas y constituían una importante fuente de alimento para todas las clases sociales en las comunidades costeras.

Pero la polución y la pesca descontrolada tuvieron un catastrófico efecto en la población de ostras, lo que ha hecho aumentar considerablemente su valor. Los precios varían alrededor del mundo, pero una docena de estos moluscos en un restaurante de Londres puede costar cerca de 65 dólares.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

La Trufa blanca es el siguiente manjar. La apreciada trufa blanca es uno de los hongos más raros y difíciles de hallar en el mundo. Solo crece en la región del Piamonte, en el norte de Italia, en las raíces de ciertos árboles y es mucho más escasa que otro tipo de trufas.

La suma récord pagada por una sola trufa fue hecha por el dueño del casino Macau, Stanley Ho, en 2007. Ho entregó 330 mil dólares por una de las trufas blancas más grandes jamás encontrada, que pesaba 1,5 kilos.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

Mencionemos también al Jamón ibérico. El ibérico es un tipo de jamón procedente del cerdo de esta raza, clasificado en las categorías de «bellota» y «de cebo». El jamón ibérico de bellota, el de más alto nivel, es producido a partir de cerdos criados en una región boscosa específica en el sur de España y Portugal llamada dehesa.

De acuerdo al libro Guinness, la pata de jamón más cara vendida hasta ahora fue un «manchado de Jabugo» que se comercializó por cuatro mil 80 dólares.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

Le sigue la Carne wagyu. Wagyu se puede traducir literalmente como «carne japonesa» y puede venir de las cuatro razas de vacas que se encuentran en ese país asiático. La carne Kobe, una de las variedades más costosas, se vende a unos 640 dólares el kilo en Japón.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

La lista también incluye el Kopi Luwak. Es una bebida, pero el kilo de este tipo de café se vende a 700 dólares, por lo que merece estar en esta lista.

Comer lo mejor, pagar lo más caro

Y por último mencionemos al Foie gras, un paté caro, hecho del hígado del ganso o de pato cebado para agrandarlo por la fuerza a 10 veces su tamaño natural. Esta práctica data casi del año 2.500 AC, cuando los egipcios lograron desarrollar la técnica al ver que el sabor de la carne de las aves mejoraba ostensiblemente si eran alimentadas de manera artificial.

Así que ya sabe, si desea probar verdaderas delicias, las puede seleccionar de esta lista, siempre y cuando tenga la solvencia suficiente para disfrutarlas.
mem/rfc

también te puede interesar