Curiosidades

La momificación egipcia

Los egipcios creían y le daban una gran importancia a la vida después de la muerte

Momificación egipcia
Momificación egipcia |

B. García |

Aunque ciertamente los primeros en momificar a los muertos fueron los Chinchorros -indígenas que habitaron en Latinoamérica, entre Chile y Perú, hace aproximadamente más de siete mil años atrás- una de las culturas más conocidas y populares por realizar esta práctica es la egipcia, además, fue en esta civilización donde la momificación por medios artificiales alcanzó su punto máxime, hablando tanto en términos de perfección técnica como artística.

Claramente, esta cultura no nació junto con esta práctica, sino que se creó a lo largo de la misma. Cuando comenzó a realizarse este ritual cada cuerpo sin vida se trasladaba a su último lugar de descanso.

El funeral egipcio era una ceremonia llena de complejas creencias y prácticas usadas por la cultura egipcia, con monumentos, plegarias y ritos practicados en honor del difunto.

Los egipcios creían y le daban una gran importancia a la vida después de la muerte, lo cual es la idea básica que sustenta la existencia de esta práctica. Antes de ella, los egipcios enterraban a sus difuntos en las arenas del desierto, junto con algunas de sus pertenencias. La arena caliente provocaba que el cuerpo se deshidratara incluso antes de descomponerse, lo cual generaba una conservación muy satisfactoria y considerable.

Cuando las sepulturas dejaron de ser en el desierto y los egipcios empezaron a colocar a sus difuntos en sarcófagos dentro de habitaciones cerradas, se dieron cuenta que debían encontrar alguna técnica para conservar más el cuerpo. A partir de entonces se empezaron a desarrollar las primeras técnicas para conservar los cuerpos, creándose así la momificación.

Como todo aspecto religioso, había un dios que se «encargaba» de estos menesteres, y para el caso de la momificación, el dios encargado era Anubis. Por lo tanto, los sacerdotes que llevaban a cabo este ritual eran los sacerdotes de Anubis. Estas tareas eran llevadas a cabo en tiendas especialmente montadas para este propósito.

El proceso de momificación varió con el paso de los años, pero incluso durante el Imperio Nuevo – donde esta práctica alcanzó su punto más perfeccionado- existían diferentes clases de momificación, según el tipo de persona y los recursos con que contara y lo que estuviera dispuesto a pagar. Por su puesto,  los reyes y faraones tenían más privilegios y mejores resultados.

La momificación, en síntesis, la realizaban para conservar de mayor manera el cuerpo, teniendo en cuenta además su base religiosa. Los egipcios también creían que la muerte significaba una separación entre lo intangible: el ‘ba’, que era para ellos el alma y el ‘ka’, la energía vital; y el cuerpo tal y como lo conocemos.

Luego de morir en nuestro mundo y ‘despertar’ en la otra vida, el ‘ba’ y el ‘ka’ debían reintegrarse y unirse en un nuevo cuerpo purificado, por esta razón intentaban conservar de la mejor manera dichos cuerpos.

La momificación egipcia
¿Cómo se preparaba la momificación?

Momificar a un muerto era un trabajo sumamente extenso y para nada fácil, el cual duraba al menos 70 días. Cuando el cerebro y las vísceras se extraían del cuerpo, este se cubría con aceites vegetales, aceites animales y ungüentos. Luego, se empezaban a colocar vendas sobre el cuerpo, además de amuletos que simbolizaban en la mayoría de los casos protección.

A continuación, el cuerpo se colocaba en uno o varios sarcófagos pintados y grabados. A veces, la cara se cubría con una máscara de momia usualmente pintada, pero que en el caso de las momias reales, se hacía en oro, para reflejar su aspecto idealizado.

El corazón era el único órgano que se mantenía en el cuerpo, y aunque en algunas ocasiones fuera extraído, se debía volver a colocar en su lugar, ya que era de suma importancia que no se separara del cuerpo, pues se suponía que era la sede de los sentimientos, el pensamiento, la conciencia y la vida de cada individuo.

La momificación egipcia
Aspectos curiosos que probablemente no conocía sobre las momias:

1. Entre los siglos XVI y XVII boticarios y médicos de la época vendían trozos de momias egipcias ya que afirmaban que traían beneficios a la salud, siendo usados como ingrediente en la preparación de remedios para distintas  enfermedades.

2. La momia más antigua en mayor conservación no es egipcia, sino china. Se llama Lady Dai, y cuenta con unos 2.100 años de antigüedad. También conocida como la marquesa Dai, fue descubierta en el año 1971.

3. Entre los siglos XVI y XIX los pintores utilizaban un color denominado “marrón momia”, denominado así pues uno de los ingredientes eran partes molidas de momias egipcias.

4. La primera persona en escribir con gran detalle sobre el proceso de la momificación fue el historiador griego Herodoto, después de su visita a Egipto alrededor del 450 antes de Cristo.

5. Los antiguos egipcios creían que el enterrar junto a ellos objetos de valor y de importancia les ayudaría a tener éxito en su nueva vida. Por esto se han encontrado junto a las momias tesoros, joyas y artefactos valiosos.

Mel/Bga

también te puede interesar