Curiosidades

Por tu firma, te conocerán

Esta dice mucho de tu personalidad

firma
|

B. García |

La firma expresa nuestro «yo» más íntimo, cómo nos vemos, cuál es la imagen que tenemos de nosotros mismos. Pero también refleja la forma en que nos proyectamos al exterior. Es pues importante saber lo que una firma indica ya que ello nos permitirá conocernos mejor y conocer a los demás.

Bien, el primer aspecto que debemos considerar son las posibles igualdades o diferencias entre el cuerpo de escritura y la firma.
Cuando las características grafognómicas son iguales a las del texto estamos ante una persona con una buena integración entre cómo es y cómo se manifiesta; podemos confiar en ella porque no debemos esperar que tenga dobleces. Son personas que se muestran como son.

Si por el contrario encontramos diferencias significativas entre la firma y el texto también existirán diferencias entre cómo es y cómo se muestra el autor del escrito.  En ocasiones encontramos un texto de escritura muy clara, cuya firma es totalmente ilegible, pues bien, ante personas con ese contraste debemos desconfiar ya que la ocultación de intenciones es habitual y lo peor es que la imagen que da es totalmente la contraria.

Quizá le pueda interesar: Grafología, lo que la escritura dice de uno

A veces aparecen también rasgos de gran sociabilidad y extroversión en el texto (como letra inclinada y óvalos abiertos) y, sin embargo, aparecen óvalos cerrados y letra invertida en la firma. En tales casos estamos ante una persona aparentemente sociable y extrovertida, pero que guarda celosamente sus opiniones personales y sus temas más íntimos; la típica persona que habla con todo el mundo en una fiesta, pero sin decir nada de sí misma.

Un caso especialmente significativo se da cuando las líneas del texto son ascendentes, pero la firma es descendente. Suele tratarse de alguien que lo está pasando realmente mal, que se está hundiendo, pero trata de dar una imagen de alegría y optimismo.
Respecto al tamaño de la escritura en la firma lo normal es que sea igual que la del texto.

En el caso de que la firma sea de menor tamaño existe una clara falta de autoestima, algún complejo de inferioridad, falta de seguridad en sí mismo.

En caso contrario, si la firma es de mayor tamaño que el texto, estamos frente a una persona que tiene una imagen muy positiva de sí misma, demasiado positiva, que cae en el envanecimiento.
A veces, si el tamaño de la firma es exageradamente grande respecto al texto puede tratarse de un mecanismo de superación de un complejo de inferioridad.

también te puede interesar