Curiosidades

Vivir en Marte

Un elemento que preocupa hoy a los científicos está en la manera y los medios que emplearán quienes vivan en el futuro en el llamado Planeta Rojo

marte
|

Oliverio Celaya |

Vivir en Marte, en el Planeta Rojo, constituye en la actualidad una de las preocupaciones principales de los científicos, de cara a planes, al parecer bastante cercanos, en cuanto a que los seres humanos se establezcan en ese escenario.

Para muchos expertos la atención apunta al tipo de hogar que se puede preparar para los astronautas, muy a diferencia de lo que vivieran en 1969 en la Luna (viaje Apollo 11) Neil A. Armstrong y Edwin E. Aldrin Jr., cuando solo estuvieron unas horas en ese satélite.

Ir a Marte  es sin dudas otra cosa. Estamos hablando de pasarse un mes en una superficie con temperaturas extremas y en una atmósfera que no ofrece la protección adecuada para radiaciones de alta energía.

Ello sin contar el programa Mars One que prevé un viaje sin retorno de personas que ya fueron escogidas para esa aventura espacial, pero que esperan por una adecuada tecnología para ser conducidos al lugar.

De esa suerte se habla de la duda sobre materiales para proteger a los seres humanos, que por demás sean económicos y livianos, y les permitan la estancia.

Sin embargo, una reciente información al respecto señala que para los expertos de la NASA de los Estados Unidos, el único material posible a esos efectos es el hielo.

Esa fue la conclusión a la que llegaron los entendidos mencionados, quienes junto a diseñadores, arquitectos y académicos se reunieron en el centro de investigaciones de la NASA en Langley, Virginia, Estados Unidos, para crear un concepto de casa sostenible para el planeta rojo.

A esos efectos  el jefe de sistema de ingeniería de Langley, Kevin Vipavetz, señaló que «Tras un día dedicado a identificar necesidades, objetivos y dificultades, pudimos evaluar muchas ideas descabelladas y fuera de lo común para llegar a un diseño de casa de hielo como la solución ingeniosa»,

Una «Casa de Hielo Marciana», a nadie se le ocurriría que esta pudiera ser la solución para los astronautas, pobladores algún día de ese planeta.

Indican que ese material, permite que la morada sea liviana y fácil de armar por robots que -poco a poco- irán llenando con agua las cámaras componentes de la capa de hielo que protegerá a los primeros astronautas.

El agua sería extraída de muchas zonas del planeta con abundante helada justo debajo de la superficie.

Debido a que el agua puede convertirse en combustible para los vehículos marcianos, esta estructura también cumple la función de tanque de almacenamiento. Como ese líquido está compuesto por hidrógeno, es un excelente material de protección de los rayos cósmicos galácticos.

Estos rayos son uno de los mayores peligros a los que se enfrentarán los humanos en Marte, pues pueden atravesar la piel y células del cuerpo, lo que lleva a un mayor riesgo de desarrollar cáncer o alguna enfermedad aguda relacionada con la radiación.

Además de ofrecer la protección necesaria, una casa de hielo tiene la ventaja de permitir el paso de la luz; lo que ayudará a que los humanos no se sientan en una cueva, y no vean afectado su reloj biológico.

Junto a este conocimiento, existen otras preocupaciones como la alimentación, en momentos que ya algunos entendidos consideran a las novedosas impresoras en 3D capaces de fabricarlos en ese otro ambiente.

Los trajes, la reproducción humana, la convivencia social, la psicología de quienes participen en estos primeros experimentos también ocupan lugares prioritarios en los análisis para llevar en el futuro, bastante cercano al parecer, al hombre a Marte.

Sin embargo, en primer lugar sigue estando la casa, el hogar en el que habitarán esas personas cuyos nombres indudablemente quedarán inscriptos para siempre en la memoria humana.
mem/rfc

también te puede interesar