Curiosidades

Vampiros de la energía

En los hogares existen aparatos electrónicos que absorben sigilosamente de los enchufes mientras parecen estar apagados

Energía
|

Redacción Central |

Seguro conocerán a más de una persona que, mes tras mes, hace las matemáticas con esmero para pagar la factura eléctrica y ver cómo puede ahorrar. Aunque no se trata de la solución definitiva ni mucho menos, existe una manera para reducir parte del consumo en los hogares: mantener controlados a los “vampiros de la energía”.

Ese es el nombre con el que varios han bautizado a ciertos electrodomésticos y sus funciones, así como a otros aparatos electrónicos comunes en las viviendas que, con frecuencia, absorben de los enchufes mientras parecen estar apagados, en estado de stand by.

Aunque el gasto por hora parezca chico, la constancia y suma de muchas pequeñas partes conforman un total significativo para la factura y, evidentemente, la economía familiar.

Seguidamente conocerán algunos de estos vampiros, cuyos consumos promedio en vatios (w) por hora mientras permanecen apagados o sin usar fueron calculados en 2008 por el Lawrence Berkely National Laboratory del Departamento de Energía de Estados Unidos.

En la lista figuran las cajas de televisión por cable o satélite, las cuales implican diferentes demandas de electricidad. La de más alto consumo es la modalidad de cable con grabador de video.

También están las laptops, que pueden consumir hasta 8,9 vatios por hora y 15,7 en la modalidad “sleep”.

Otros vampiros son los minicomponentes de música. En ellos las variaciones son marcadas, pero el gasto puede elevarse hasta 14,4w cuando incluyen radio.

Por otra parte, los hornos microondas llegan a consumir unos 25w si se deja su puerta abierta, ocho veces más que si permanece cerrada.

Las computadoras de escritorio consumen hasta 21,1w en la modalidad “sleep” y 73,9w si están encendidos pero con el monitor apagado, “sin hacer nada”. Mientras, las cafeteras eléctricas roban algo más de un vatio por cada hora que estén conectadas y sin usar.

Las consolas de videojuegos también consumen cerca de un vatio, pero si se mantienen en stand by el gasto sube a 23,3w. En el caso de los teléfonos inalámbricos con contestadora el consumo es de 2,9w por cada hora.

Por último, la relación de vampiros incluye a los cargadores de teléfonos celulares, los cuales roban la menor cantidad de energía del listado pero conectados al enchufe las 24 horas del día definitivamente no le hacen ningún favor a nadie.

Mel/tgp

también te puede interesar