Curiosidades

Una “profe” que no es de carne y hueso

Durante medio año estudiantes de la Universidad Tecnológica de Georgia interactuaron con una nueva profesora asistente, que resultó ser lo que menos se esperaban

Jill Watson, la profesora robot
Jill Watson, la profesora robot |

Redacción Central |

Desde enero, estudiantes de la Universidad Tecnológica de Georgia, en Estados Unidos, han interactuado con naturalidad mediante internet con una amable profesora asistente, Jill Watson, una “mujer” que no existe.

Y es que Jill Watson no es más que un robot diseñado por la compañía IBM, destinado a probar la capacidad de la inteligencia artificial. Vaya si lo ha logrado, cuando ninguno de sus alumnos se dio cuenta, según The Wall Street Journal.

El robot tiene como tarea responder a las preguntas electrónicas de los 300 estudiantes de esta universidad sobre sus proyectos de diseño de programas informáticos. Y lo hace tan coloquialmente, que hasta introduce palabras como «yep!» (sip, en español).

«Parecía una conversación normal con un ser humano», señaló al diario estadounidense una de las estudiantes, Janiffer Gavin. «Era una persona, bueno, una profesora asistente, que nos recordaba las fechas límite y hacía preguntas en medio de la semana para suscitar conversaciones», agregó.

A diferencia de los “chat bots” (robots para chatear), con que cuentan algunas compañías en línea, como las de aviones, Jill Watson responde solo si tiene una tasa de confianza del 97 por ciento.

Watson fue acompañada por otros ocho profesores reales, que no tenían idea de su presencia, pues ella estaba en los servidores. Ahora sus creadores estiman que dentro de un año el robot sería capaz de contestar “solo” el 40 por ciento de las preguntas de todos los estudiantes.

Los robots de chateo han sido probados durante mucho tiempo. Empero, las compañías de software han comenzado a implementarlos con fuerza para que se introduzcan de una vez y por todas en la vida real.

Un ejemplo de ello es Microsoft, que creó en Twitter la cuenta @TayandYou, encargada de interactuar con la gente y aprender de ellos. Su empresa no fue tan feliz, pues en 24 horas “Tay” se volvió nazi y racista, y terminó siendo retirada para ser reprogramada.

Empero, podríamos esperar que muy pronto los robots sean más naturales y estén por toda la internet. De ahí en lo adelante lo más seguro será verificar que con quien hablemos sea de carne y hueso, es decir, alguien que conozcamos en la “vida real”.
ros/ale

también te puede interesar