Curiosidades

La Navidad se lleva en el cerebro

Los grinch navideños tienen explicación científica

Los grinch ( antítesis de Santa Claus)
Los grinch ( antítesis de Santa Claus) |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los grinch ( antítesis de Santa Claus) de las fiestas navideñas deberán entender una cosa: que su falta de entusiasmo puede tener una explicación científica. Eso reveló un nuevo estudio liderado por la Universidad de Copenhage, Dinamarca y publicado en la revista BMJ que mapeó las cinco regiones del cerebro que más se activan con la Navidad y otras festividades.

La localización exacta del espíritu navideño es un primer paso fundamental para ser capaces de ayudar a este grupo de pacientes y puede contribuir a comprender la función del cerebro en las tradiciones y festividades culturales.

Durante el proceso examinaron un total de veinte participantes que se dividieron en dos grupos según sus respuestas en un cuestionario: el grupo navideño (aquellos que celebraban la Navidad y la asociaban con sentimientos positivos) y el grupo no navideño (aquellos que no la celebraban y que tenían un sentimiento neutral hacia la fiesta).

Cada participante fue monitoreado mientras veía 84 imágenes con gafas de vídeo. Cada imagen se visualizaba durante dos segundos, después venían seis consecutivas con un tema navideño, luego otras seis con motivos cotidianos sin relación con estas fiestas.

El seguimiento cerebral se realizó mediante imágenes por resonancia magnética funcional (FMRI, por sus siglas en inglés) que miden los cambios que se producen en la oxigenación y el flujo de la sangre en el cerebro como respuesta a la actividad neuronal. Con estos datos, se crean mapas de activación que muestran qué partes del cerebro están involucradas en un proceso mental en particular.

Para este caso, el equipo analizó las diferencias en los mapas para comprobar la activación cerebral específica relacionada con la Navidad y los resultados mostraron que cinco áreas del cerebro respondían a las imágenes relacionadas con las fiestas de una forma mucho mayor en el caso del grupo navideño que en el grupo no navideño.

Las regiones que se encendieron durante el estudio fueron: la corteza motora primaria y la corteza premotora, el lóbulo parietal superior, el lóbulo parietal inferior y la corteza somatosensorial primaria. Estas zonas se asocian con la espiritualidad, los sentidos somáticos y las emociones faciales.

A pesar de los descubrimientos, los autores aseguraron que se necesita más investigación para comprender el espíritu navideño y para profundizar en la presencia de otros posibles circuitos festivos en el cerebro.

mel/bga

también te puede interesar