Curiosidades

Enfermedades mentales matan más que el tabaco

Las enfermedades mentales graves reducen la esperanza de vida entre 10 y 20 años

Enfermedades mentales
Enfermedades mentales |

B. García |

Investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, revelan que las enfermedades mentales graves reducen la esperanza de vida entre 10 y 20 años, es decir una pérdida de años igual o peor que los fumadores empedernidos. Sin embargo, estos expertos lamentan que la salud mental no tiene la misma prioridad de salud pública a pesar de la prevalencia similar.

Estos investigadores, descubrieron que la reducción media de la esperanza de vida en las personas con trastorno bipolar es de entre 9 y 20 años, 10 a 20 años para la esquizofrenia, entre 9 y 24 años por abuso de drogas y alcohol y alrededor de 7 a 11 años para la depresión recurrente, mientras la pérdida de años entre los grandes fumadores es de entre 8 y 10 años.

Todos los diagnósticos estudiados mostraron un aumento en el riesgo de mortalidad, aunque el tamaño de este varió en gran medida, muchos de ellos equivalentes o superiores a fumar en exceso. Los comportamientos de alto riesgo son comunes en los pacientes psiquiátricos, sobre todo el abuso de drogas y alcohol y son más propensos a morir por suicidio. El estigma que rodea a la salud mental puede hacer que la gente no se trate. Muchas de las causas de los problemas de salud mental también tienen consecuencias físicas y las enfermedades mentales empeoran el pronóstico de una serie de patologías físicas, especialmente enfermedades del corazón, diabetes y cáncer. Desafortunadamente, las personas con trastornos mentales graves no acceden a la asistencia sanitaria de manera efectiva.

Todo esto se puede cambiar, puesto que existen tratamientos farmacológicos eficaces y psicológicos para los problemas de salud mental. Lo que se necesita es que los investigadores, los profesionales y los gobiernos hagan de la salud mental una prioridad mucho mayor para la investigación y la innovación.

Fumar está reconocido como un problema de salud pública enorme. Existen formas efectivas para orientar el tabaquismo y con la voluntad política y la financiación, las tasas de muertes relacionadas con el tabaco han comenzado a disminuir. Ahora solo se necesita un esfuerzo similar en materia de la salud mental.

también te puede interesar