Curiosidades

Hormigas de miel

El producto de estos insectos es comestible y muy apreciado en lugares como México, Sudamérica o Australia

hormigas-de-miel
|

Aurora Rondón |

Los beneficios que brindan los animales al hombre para la vida son  innumerables y valiosos porque aportan a las industrias materias primas diversas, entre ellas: carne y cuero; seda y lana; nácar y marfil, así como leche y miel, esta última sustancia generada por abejas, avispas y hormigas, sí, hormigas.

Para muchas personas resulta interesante conocer que además de las abejas, hay otros insectos como las avispas y un determinado tipo de hormigas que producen esta sustancia dulce y nutritiva.

Aunque deben saber que algunas especies de avispas para elaborar la miel utilizan el néctar y el polen de ciertas plantas que no siempre son saludables, y en esos casos, la miel de las avispas puede ser perjudicial como consecuencia de su contenido tóxico.

Las otras grandes productoras de miel son las hormigas, que utilizan el néctar y polen vegetal, para generar ese fluido que depositan en el abdomen de algunos ejemplares como en un almacén, para que los otros miembros la extraigan en caso de necesidad.

La miel de las hormigas es comestible y muy apreciada en lugares como México, Sudamérica o Australia por su uso gastronómico, cosmético, medicinal y económico al ser una fuente de ingresos y un rubro exportable.

Según los entomólogos, existe en el reino de los insectos, una variedad de hormigas que producen miel cuyo sabor, aunque diferente al de las abejas también es fuente de alimento y de utilidad médica para la salud.

Se trata de las hormigas Honeypot Ant., una especie productora de miel que habita en las regiones secas y cálidas del planeta, donde la necesidad de comida fresca a veces no se puede resolver, especialmente en algunas zonas de México, donde su nombre científico es Myrmecocytus Mexicanus.

Las hormigas de miel tienen una organización social casi única en el mundo animal y en ese grupo se observan tres castas bien definidas: hembras fértiles, machos fértiles y hembras estériles u obreras.

El nido que fabrican las hormigas mieleras alcanza dos metros de diámetro por uno de profundidad, en esa estructura la entrada está situada en un orificio que conduce a través de un túnel  a los diferentes niveles bajo la tierra donde hay cámaras que alojan a las hormigas- almacén, llamadas también repletas.

Allí estas hormigas cuelgan del techo y en su abdomen se destaca una esfera dorada del tamaño de una uva que contiene el dulce néctar, así esta casta funciona como una despensa viviente, almacena alimentos hasta que otros lo saquen cuando los necesiten.

Esta miel se emplea en México y Sudamérica en el tratamiento de la Otitis, infecciones en la boca y para controlar la fiebre en los niños, mientras en Australia los aborígenes la usan como alimento y medicina en forma de bálsamo y para elaborar un licor especial.

Estas hormigas son insectos himenópteros de la familia de los formícidos y del género Myrmecystus que durante el día no son visibles, pero en la noche  suben por las plantas que rodean el hormiguero, en busca del néctar que les ayude a elevar sus reservas alimenticias para una larga temporada.

La tenacidad en el trabajo les permite colectar miel virgen durante los 12 meses y puede durar en buen estado durante años, su sabor es un poco agrio al inicio, pero después deja una agradable dulce frescor que llega hasta la garganta.

De las curiosidades que tiene la vida de estas hormigas, se sabe que además de la miel almacenan en su cuerpo, líquidos, grasa corporal y el agua de sus presas o de los insectos que le traen otras hormigas y que pueden servir de fuente de abastecimiento para sus compañeras cuando hay escasez de alimentos en su hábitat.

En algunos lugares, las personas las consumen como dulces al considerarlas un sabroso postre y en momentos de poca comida, hormigas de otras colonias las amenazan, al intentar robarlas gracias al alto contenido nutricional y de agua que almacenan.

también te puede interesar