Curiosidades

El primer museo de la muerte

¿Le gustaría adentrarse en los misterios del cuerpo humano? En Berlín, el profesor Gunter von Hagens tiene la sede permanente de su colección de cadáveres preservados gracias a la técnica de la plastinación

Gunter von Hagens: “Con esta exposición he alcanzado el punto culminante de mi carrera”
Gunter von Hagens: “Con esta exposición he alcanzado el punto culminante de mi carrera” |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Una impresionante colección de cadáveres tiene el doctor en Medicina Gunter von Hagens en su recién inaugurado Museo de los Seres Humanos.

Ubicado a los pies de la famosa torre de televisión de Berlín, la instalación revela crudamente los misterios del cuerpo humano y su universo de formas, colores y tersuras.

En el proceso de "plastinación se utilizan resinas elásticas de silicona y materiales rígidos

En el proceso de «plastinación se utilizan resinas elásticas de silicona y materiales rígidos

“Con esta exposición he alcanzado el punto culminante de mi carrera”, aseguró el conocido como Doctor Muerte, quien con su muestra itinerante “El mundo del cuerpo humano” ha recorrido más de 20 países.

En una superficie de mil 200 metros cuadrados el artista de la fatalidad muestra una veintena de cuerpos completos y unos 200 órganos y aparatos humanos preservados gracias a la técnica de la «plastinación», que consiste en sustituir los líquidos y lípidos naturales del cuerpo por resinas elásticas de silicona y materiales rígidos.

La exposición, dividida en secciones temáticas, permite apreciar en un ambiente tenue desde una gimnasta hasta unos pulmones progresivamente ennegrecidos por los efectos del tabaco.

El Doctor muerte, de 70 años de edad, se hizo famoso cuando plastinó su primer cadáver en 1990 tras 20 años de investigación.

Miles de personas han decidido donar sus cuerpos para formar parte de este “curioso arte”

Miles de personas han decidido donar sus cuerpos para formar parte de este “curioso arte”

Al iniciar esta macabra aventura el especialista se enfrentó con el problema de la materia prima, pues para mantener su actividad con “vida” necesitaba cadáveres humanos. Para suerte suya convenció a miles de mortales a donar sus cuerpos.

De acuerdo con el Instituto para la Plastinación de Heidelberg, el doctor tiene una reserva de 15 mil 059 donantes, entre ellos, 12 mil 941 alemanes.

De hecho, el propio von Hagens, quien padece de parkinson, aseguró que quiere ser plastinado cuando muera.

El experto tiene si estudio taller en la pequeña localidad de Guben, en el este de Alemania, con decenas de cuerpos humanos, extremidades, órganos e incluso animales.

Si su curiosidad y estómago lo llevan a ver más, no dude en visitar las páginas del ya conocido como Doctor Muerte:

http://www.bodyworlds.com/en.html

http://www.vonhagens-plastination.com/

también te puede interesar