Curiosidades

Piscina extrema

Reservada para los amantes del exceso de adrenalina

Una piscina llena de adrenalina
Una piscina llena de adrenalina |

Redacción Central |

Sabemos que hay personas que disfrutan de los deportes extremos. Estos deportes tienen sus propias reglas y quienes los practican están conscientes del riesgo a que se exponen. Hay otras prácticas que no son deporte propiamente dicho, pero que también tienen adictos. Desde los escaladores a mano de fachadas de edificio hasta traga cuchillas o caminadores por encima de brasas encendidas, todos ellos nos provocan admiración y hace que mis pelos (no sé los suyos) se pongan de punta.

Mirando unas fotos que han aparecido en algunos diarios importantes he reafirmado mi vocación por la seguridad de la práctica de los deportes convencionales. Pero si estás interesado en la excesiva producción de adrenalina en tu cuerpo, pues qué tal si te animás a darte un baño en esta piscina.

Está situada en el mismísimo borde de una catarata de 108 metros de alto y casi dos kilómetros de ancho. El salto de agua le pertenece al río Zambeze que corre en parte por la frontera entre Zambia y Zimbawue. Las aguas caen libremente en una oscura profundidad con un ruido semejante al trueno.

La piscina del Diablo se ubica en el mismísimo borde de una catarata de 108 metros de alto

La piscina del Diablo se ubica en el mismísimo borde de una catarata de 108 metros de alto

La cascada forma parte de un parque nacional de Zambia, el “Mosi-oa-Tunya” y también es parte del parque nacional “Cataratas Victoria” de Zimbabwe que por encima las recorre un puente de acero construido a principios del siglo XX.

Los arriesgados amantes de la naturaleza, exploradores y  deportistas que descubrieron la piscina explican que es una cavidad natural labrada en la roca, formada por el paso del agua y que se puede estar en ella con cierta seguridad. La vista hacia abajo es de vértigo y aunque entrar en ella puede ser dando un salto desde algunos salientes por encima del borde, no me queda claro por las fotografías, cómo salir.

Les puedo adelantar que estar allí por una hora, además de refrescar del calor, es como estar en un jacuzzi gratis, por lo que disponés de un masaje extra sin costo adicional. Si alguna vez podés visitar esta singular alberca y te decidís a saltar, luego me contás. Voy a estar esperando acá, mientras corro por los parques de Managua.

Parque nacional “Cataratas Victoria” de Zimbabwe

Parque nacional “Cataratas Victoria” de Zimbabwe

también te puede interesar