Curiosidades

Ornitorrinco, un verdadero «puzzle» de la naturaleza

Su imagen muestra con claridad que tiene pico de pato, cola de castor y cuerpo de nutria

Ornitorrinco
El ornitorrinco tiene pico de pato, cola de castor y cuerpo de nutria |

Redacción Central |

Si su hábitat estuviera en el circo podría asegurarse que surgió de la chistera de un mago, pero el ornitorrinco no es una ilusión óptica, sino una especie de la región oceánica cuya imagen de un solo vistazo, recuerda a tres ejemplares de la fauna.

Este mamífero en el que se observa con claridad que tiene pico de pato, cola de castor  y  cuerpo de nutria, es originario del territorio de Oceanía, y habita en Tasmania y al sur y este de Australia. También está presente en el este de Queensland y de Nueva Gales del sur.

El ornitorrinco habita en corrientes de agua dulce donde nada ayudado por sus patas palmeadas y por su cuerpo similar al de las nutrias, alargado y de forma aerodinámica, aunque conserva el carácter reptiliano que lo diferencia de los otros mamíferos.

Tiene el cuerpo cubierto por un denso y suave pelaje marrón oscuro y gris o amarillo en la superficie inferior y posee extremidades sumamente cortas y carentes de almohadillas, terminadas en uñas peligrosas, mientras la cola ancha y plana, recuerda a la de un castor.

Hay que destacar que en las patas traseras del macho sobresale un espolón que está conectado por un conducto al veneno de la glándula, un medio defensivo  que convierte al  ornitorrinco en un mamífero venenoso.

Posee en la parte superior de su hocico un órgano sensorial, que es a lo que comúnmente le llaman hocico de pato, que es más bien suave, elástico y ligero, carece de dientes (sólo los ejemplares jóvenes tienen dientes de leche, los adultos poseen placas de queratina).

Ornitorrinco

Este mamífero habita en corrientes de agua dulce donde nada ayudado por sus patas palmeadas

Para lactar a sus crías, las hembras de esta especie cuentan con glándulas mamarias pero sin pezones, y tienen una cloaca que tiene doble función,  para poner los huevos y  para eliminar los residuos líquidos y sólidos.

En cuanto a tamaño, la longitud del cuerpo depende del sexo,  mientras el macho alcanza una medida de 50 centímetros, la hembra llega a 43 centímetros como máximo, en tanto el peso se calcula entre los 0.7 a 2.4 kilogramos.

El ornitorrinco es el único miembro vivo de la familia Ornithorhynchidae y del género Ornithorhynchus, aunque se sabe por registros fósiles investigados que existían otras especies del género, pero hoy en día están extintas.

Otras curiosidades del Ornitorrinco

Las hembras de esta extraña criatura se diferencian del resto de los mamíferos porque ponen huevos para tener a sus crías, en vez de parir como los de su especie, reproducción tan rara como la equidna que expulsa a sus hijos a través de conchas ovales.

Alimentan a sus hijos de forma peculiar debido a que las mamas de las hembras carecen de pezones, pero segregan la leche que ellas transpiran por los poros, de esa forma los recién nacidos lamen la leche de unos surcos que la madre tiene en el abdomen.

Obtienen su alimento bajo el agua pero en forma insólita, los ornitorrincos no usan la vista, ni el oído ni el olfato para cazar, sino utilizan unos electroreceptores localizados en el pico, que les permiten captar los campos eléctricos que generan los músculos de sus presas.

Aunque sus patas palmeadas les permiten nadar con agilidad bajo el agua le entorpecen su andar en tierra, porque no nacen hacia abajo sino a los costados como en los reptiles y para no dañar las membranas interdigitales, se desplazan por tierra usando sólo sus nudillos.

Un hecho sorprendente que tendrán en cuenta los que se acercan a este por vez primera, es que posee un aguijón venenoso en las patas posteriores, que usan para defenderse o agredir a otros animales, si son pequeños o son rivales de apareamiento puede causarles la muerte.

Esta capacidad sólo la tienen los machos y el aguijón se localiza en la cara interior de las dos patas traseras, donde tiene dos pequeños espolones que descargan entre 2 y 4 mililitros  de  veneno en cada ataque y se enganchan con fuerza a la víctima.

En el caso del hombre, el veneno de los ornitorrincos sólo le provoca un intenso dolor, aunque se conoce de personas que han sido picadas en una mano y han perdido las funciones de esta parte del cuerpo.

El  extraño veneno del ornitorrinco, conocido como OVCNP-39, contiene proteínas y péptidos diferentes de los que han desarrollado los reptiles, y algunos científicos investigan actualmente, las posibles aplicaciones que podría tener en medicina.

también te puede interesar