Curiosidades

El vidrio, ¿desde cuándo lo usamos?

Los fenicios lo descubrieron y los europeos lo hicieron célebre

unnamed
Vidrio |

Redacción Central |

Plinio Cayo Segundo, conocido también como Plinio el Viejo, fue un escritor, científico y militar latino y  además, uno de los mejores historiadores de la antigüedad. Vivió en Fenicia (parte de los actuales territorios de Siria, Líbano e Israel) en el siglo I de nuestra era y cuenta que en cierta ocasión algunos navegantes fenicios habían dejado unas  hogueras encendidas durante toda la noche. Estaban rodeadas de piedras de carbonato de calcio sobre la arena de una playa. Al despertarse por la mañana, los marinos descubrieron que una especie de líquido trasparente se había formado en el lugar de las mismas. Dedujeron que la acción del calor era la causante de este fenómeno. Aquello les pareció maravilloso, intentaron de nuevo reproducir el experimento. Y fue así que descubrieron el vidrio.

Otros historiadores de aquella época relatan que unos mercaderes, llegados a la zona de la actual Siria, querían encender unas hogueras para calentar su comida y no teniendo nada a mano para colocar encima sus ollas, pusieron unas piedras de natrón en forma circular. El natrón es químicamente un carbonato de sodio natural sumamente hidratado y fue ampliamente utilizado por los egipcios durante el proceso de momificación. Pues bien, la historia coincide en eso de que al amanecer encontraron una especie de masa transparente a la que en la actualidad conocemos como vidrio.

Como quiera que sea, la fecha es más o menos exacta, es decir, unos 4 mil años, aunque en algunas excavaciones se han hallado piezas de cerámica con revestimiento vítreo de hace casi 12 mil años. La diferencia estriba, históricamente hablando, en que el más antiguo de ellos es el vidrio obtenido gracias a la fundición de ciertos minerales carbonatados que luego de volverse líquidos se manipulaban para hacer determinados objetos o para recubrirlos sumergiéndolos en un recipiente que contenía aquella masa semitransparente.

El cristal más reciente al cual se refiere Plinio es el vidrio soplado, es decir, tratado con el tubo de soplo que lograba burbujas de vidrio fundido que luego eran  moldeadas con fines específicos para la producción de vasijas, adornos, etc.

Así que algo que contribuyó positivamente al uso del vidrio fue la invención de la vara de soplado, también en Fenicia unos pocos años antes de Cristo. Desde esta zona del planeta, a través de Alejandría, bien pronto el descubrimiento cruzó el Mediterráneo y llegó a Europa. Se sabe que para  alrededor del año 100 de nuestra era los romanos comenzaron a producir el vidrio plano para colocarlo en las ventanas.

Si bien el descubrimiento del vidrio fue en Fenicia, la consagración de los artistas dedicados a obras de arte de este material ocurrió en la isla de Murano, al noreste de Italia, y a un kilómetro de la ciudad de Venecia; y en las regiones de Bohemia y Silesia en zonas de las actuales Polonia y República Checa. Son altamente notables el corte, la transparencia y los grabados en vidrio de los objetos producidos por los artesanos de estas regiones que imitan al cristal de roca.

En la isla de Murano los maestros vidrieros están unidos y guardan el secreto de su exquisito arte trasmitiéndolo únicamente a sus descendientes directos. Así que aunque quisiera explicarles cómo se fabrica, sólo podemos contentarnos con admirar sus formas únicas, sus colores de una transparencia inusual y sus matices sorprendentes.

también te puede interesar