Curiosidades

¡Desenmascaran a “Jack El Destripador”!

Tras más de un siglo de misterio al fin se conoció la verdadera identidad de uno de los asesinos seriales más famosos de la historia

Aaron Kosminski
Aaron Kosminski |

Redacción Central |

La identidad de “Jack El Destripador”, el asesino en serie más conocido de la historia, desconcertó por más de un siglo a criminalistas. Finalmente, gracias a la ciencia forense moderna se resolvió el misterio.

En 1888 un hombre asesinó a cinco prostitutas y envió una carta a la Policía que firmó como “Jack el Destripador”. Desde entonces aficionados e investigadores habían tratado de determinar el nombre del asesino.

El diario británico Daily Mail revela que según pruebas de ADN halladas en un chal que se encontró junto al cuerpo de Catherine Eddowes, una de las víctimas, el asesino era el polaco judío Aaron Kosminski, una de las seis personas de las que siempre se sospechó.

Según el periódico, el descubrimiento fue posible luego de que la prenda de Eddowes, comprada en una subasta por el empresario Russel Edwards, fuera analizada por el doctor Jari Louhelainen, un renombrado experto en análisis de material genético encontrado en sitios de crímenes históricos.

El científico pudo encontrar muestras de ADN de hace 126 años y las comparó con muestras de los descendientes de la víctima y de Kosminski, las cuales coincidieron.

Edwards rememora que compró la prenda impregnada con sangre sin tener la total certeza de que estuviera conectada a los casos de 1888 en el distrito londinense de Whitechapel.

“Luego de la subasta obtuve una carta de su dueño previo que afirmó que su ancestro fue un oficial de la policía que estuvo presente en una escena del crimen y que la tomó de allí», explicó.

El chal recuperado de la escena del crimen fue llevado por el sargento Amos Simpson a casa. Aunque pretendía lavarlo y dárselo a su esposa, la prenda nunca se lavó y pasó de generación en generación hasta 1991, cuando fue entregada al Museo del Crimen de Scotland Yard.

Sin embargo, ese centro no tenía constancia de que la prenda viniera de una escena del crimen por lo que la guardó. En 2001, el dueño de la prenda la reclamó y comenzó a exhibirla en eventos relacionados con «Jack El Destripador».

Aunque la intentó subastar en varias oportunidades, solo Edwards creyó que realmente la pieza estaba relacionada con el criminal porque estaba estampada con motivos del Michaelmas, la fiesta de San Miguel Arcángel, que se celebra el 29 de septiembre.

Dicha fecha coincidía con la de las muertes de Elizabeth Stride y Catherine Eddowes, dos de las cinco víctimas de El Destripador. Las otras fueron Mary Ann Nichols, Annie Chapman y Mary Jane Kelly.

A pesar de la conmoción causada por las muertes de 1888, la policía de Londres jamás pudo dar con el asesino y entonces se creó el mito inmortalizado en incontables libros, películas, programas de televisión e inclusive visitas guiadas a Whitechapel.

Con esta prueba se desechan al resto de los sospechosos de cometer los crímenes, que incluían al nieto de la reina Victoria, el príncipe Albert Victor, el pintor Walter Sickert y el mismísimo Lewis Carroll, autor de Alicia en el País de las Maravillas, entre otras personalidades influyentes de la época.

Kosminski nació en la localidad polaca de Klodawa, perteneciente entonces al imperio ruso, y emigró en 1882 a Londres, donde trabajó como  peluquero. Investigadores señalan que tenía 23 años cuando cometió los asesinatos y que era esquizofrénico. Fue internado en un centro psiquiátrico y murió allí a los 53 años.

también te puede interesar