Curiosidades

¡Bienvenida la Cúrcuma!

Una especie vegetal con importantes valores en gastronomía y medicina

Cúrcuma
Cúrcuma |

Redacción Central |

Las propiedades y principios activos de la Cúrcuma, una planta milenaria de Asia, la han convertido en una especie demandada también en otras regiones, porque al sabor particular que aporta a los alimentos, se suma su utilidad en quimioterapia, según han probado estudios médicos.

La cúrcuma es un producto que se obtiene al triturar el rizoma de la planta Cúrcuma longa, perteneciente a la familia Zingiberáceas, igual que el jengibre y el cardamomo, y aunque no tiene cualidades nutritivas, si posee propiedades terapéuticas.

Conocida como el Azafrán de la India, la especie se utiliza en Asia hace más de 2,500 años, y tiene usos diarios en la cocina de China, Tibet, Indonesia y Medio Oriente.

Algunas de las especies de este ejemplar botánico se cultivan para aprovechar dos de sus componentes principales: el arruruz y la curcumina que contienen en sus rizomas.

La curcumina es un colorante natural de color amarillo anaranjado que se extrae de sus raíces, con el que se tiñen varios alimentos y productos, además tiene un gran poder antiinflamatorio.

El arruruz es una fécula que se obtiene de las raíces de varias plantas, aunque es comestible se usa mucho industrialmente, en la preparación de colas y también se emplea para espesar líquidos.

Uso culinario
La cúrcuma es una planta utilizada como especia en la cocina, cuyo color amarillo le da su tono a la mostaza, se consumen la raíz y en polvo, y se comercializa en forma de cápsulas, cuando la patología del paciente requiere dosis más altas, que las que tienen sus principios activos.

El sabor es muy agradable y aromático, no muy fuerte, pero cuando las personas se acostumbran a su aroma y sabor, elevan las dosis de su consumo progresivamente, pues combina muy bien con sopas, arroces, salsas, legumbres, pastas, entre otros alimentos.

En la India y otros países asiáticos, la emplean para aprovechar su sabor ligeramente amargo y picante, para conseguir un agradable tono en los alimentos, para elaborar compotas, galletas y pasteles y por sus propiedades en la conservación de los alimentos.

La cúrcuma no debe guardarse más de seis meses para evitar la pérdida de su potencial terapéutico y su sabor, y se recomienda que permanezca guardada en un frasco hermético al abrigo del calor y la luz solar.

El empleo de este producto se extendió a Occidente debido al progresivo uso en esa región de la comida asiática.

Si nos fijamos en las etiquetas de los productos que consumimos y que contienen el llamado “E-100”, un colorante alimentario, hemos consumido la especia, que muchas veces se añade a mantequillas, quesos y otros alimentos, pero en una cantidad ínfima.

Investigaciones científicas
La cúrcuma ofrece muchos beneficios al hombre a través de la medicina porque posee nutrientes saludables para la salud como proteínas, fibra dietética, niacina, vitaminas C, E, y K, así como sodio, potasio, calcio, cobre, hierro, magnesio y zinc.

Estudios médicos realizados por los doctores Richard Béliveau de la Universidad de Québec en Montreal y Bharat Aggarwal, en el hospital M.D. Anderson Cancer Center en Houston han contribuido al reconocimiento de las propiedades de la planta.

Investigaciones hechas por ambos médicos promueven que debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, la cúrcuma debe ser considerada un alimento importante en la inhibición del tumor cancerígeno y coadyuvante de la quimioterapia.

Según un estudio experimental de la Universidad de Graz en Austria, la curcumina podría mejorar el daño en el hígado. En tanto, la Universidad de Texas indica que la curcumina inhibe el crecimiento del cáncer de piel, el melanoma y el cáncer de mama.

Estudios epidemiológicos realizados en la India señalan que la cúrcuma utilizada en el curry que se consume a diario en esa nación asiática podría explicar la baja tasa de la Enfermedad de Alzhéimer existente en el país.

Asimismo, una investigación emprendida en Italia sobre los beneficios de la especia afirma que la cúrcuma provocó una disminución del 58 por ciento del dolor y la rigidez de pacientes con osteoartritis de rodilla y también mejoraron su bienestar emocional.

Por su parte, un artículo publicado hace unos años por Experimental Medical Biology señala que la curcumina ha demostrado tener actividad antioxidante, antiinflamatoria, antiviral, antibacteriana, antifúngica y contra el cáncer.

Por esa razón, los científicos que realizaron la investigación destacan que la curcumina tiene un potencial para combatir diversas enfermedades como la diabetes, alergias, artritis, el Alzhéimer y otras enfermedades crónicas.

también te puede interesar