Curiosidades

Alternativas para prolongar la vida

La búsqueda de recursos para prolongar la vida y doblegar a la muerte es objeto de estudio de muchos investigadores

Nanotecnología
Los científicos consideran que la nanotecnología es una opción viable para prolongar la vida |

Redacción Central |

Cuando el conquistador español Juan Ponce de León murió en la Florida en la búsqueda de la Fuente de la Eterna Juventud, ya la leyenda archivaba varios siglos, incluso la primera referencia se remonta al griego Herodoto o las citas de los Evangelios, lo que confirma que la eternidad ha sido un reto consustancial a la existencia humana.

Unas 150 mil personas mueren cada día, alrededor de 100 mil de ellas por causas relacionadas con la edad, algo que, lejos de desanimar a la ciencia en el empeño de prolongar la vida y doblegar a la muerte, sigue en el centro de los estudios de muchos investigadores.

Las opciones viables apuestan por la nanotecnología, basada en la minúscula fabricación de robots, con capacidad para reparar o cambiar las células dañadas como si se tratara de un electrodoméstico o un automóvil. El escritor futurista Ray Kurzweil confía en que el desarrollo de la nanotecnología podrá poner fin al envejecimiento para el año 2030.

Otros científicos predicen que el desarrollo de la clonación puede proveernos de ‘piezas de recambio’ perfectamente compatibles cuando las partes de nuestro cuerpo comienzan a fallar, lo que pudiera llevarnos a convivir con nuestras propias copias, como si fueran mascotas, para convertirlas luego en piezas de repuesto, aunque la clonación aún tiene mucho camino por recorrer antes de que se convierta en un arma práctica en la lucha contra la muerte. Hasta ahora, la clonación de articulaciones y extremidades completas ha fracasado en experimentos con ratones, si bien los científicos han logrado hacer crecer vesículas de repuesto.

Hay quienes aseguran el futuro de la humanidad desde la modificación genética, a partir de inyectar genes artificiales en un organismo a fin de reemplazar genes defectuosos, para frenar el envejecimiento y detener los efectos degenerativos, en tanto otros insisten en remplazar los genes de la vejez para que los abuelas compartan…la ropa con sus nietas.

Por su parte,  el físico británico Stephen Hawking cree en la posibilidad de copiar el cerebro humano por vía informática y almacenarlo en una computadora para permitirle seguir activo después de la muerte. El cuerpo fallará inevitablemente con el tiempo, pero el ordenador es un soporte teóricamente inmortal y entonces duraremos hasta que nuestros descendientes se aburran de nuestros discos duros.

El también británico Aubrey de Grey, de la Universidad de Cambridge, busca reparar los cambios causados por el envejecimiento, algo que él llama «estrategias para modificar la senectud insignificante», mediante la que los humanos adultos «remendados» durante 30 años, hasta que la ciencia se desarrolle lo suficiente como para lograr que esas reparaciones sean más efectivas.

Otra teoría apunta a que un día tendremos vacunas que nos protegerán de la muerte, en tanto, la empresa Calico aspira a extender el ciclo vital de los seres humanos con apoyo de la biotecnología y en las herramientas digitales aplicadas a la salud, aunque hasta el momento nadie se ha fijado ir mucho más allá del combate al envejecimiento y contra algunas de las enfermedades que más aquejan a la especie humana.

Y como hasta el presente nadie ha descubierto la ubicación terrenal de la fuente de la eterna juventud, hay quienes le encargan la solución al futuro, como los que optan por la criónica, versión futurista de una botella lanzada a la incertidumbre de un océano, basada en la congelación del cuerpo hasta que la evolución encuentre una cura.

Entre los que esperan por esta alternativa se incluye Ted Williams, célebre estrella de los Medias Rojas de Boston, cuyo cuerpo permanece en suspensión criónica en una institución de la ciudad norteamericana de Scottsdale, Arizona, donde el inmortal pelotero espera por tiempos mejores.

también te puede interesar