Cultura

Mateare celebra a la Virgen María con su Purísima acuática

Los feligreses recibieron la tradicional gorra que acompaña la celebración en honor a la Inmaculada Concepción de María

ACUATICA
Virgen María, Purísima acuática |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Las familias del municipio de Mateare desde horas tempranas de este lunes celebraron a la Inmaculada Concepción de María con la tradicional Purísima acuática en las aguas del Lago Xolotlán.

“¿Quién Causa Tanta Alegría? ¡La Concepción de María! ¡Reina de la Paz!”, resonaba entre los asistentes quien con mucha alegría y devoción cantaban a la Nuestra Madre.

Los feligreses recibieron la tradicional gorra que acompaña la celebración en honor a la Inmaculada Concepción de María.

La tradicional gorra suele estar conformada por caña de azúcar, naranjas, limas, cajetas, churritos, huevos chimbos, gofio, así como panitas, vasos, sopladores, platos, baldecitos y otros.

La Purísima o Gritería se remonta posiblemente al siglo XVIII y surgió en la iglesia de San Francisco de la ciudad de León. Los frailes franciscanos oficiaban rezos de la novena a la Inmaculada Concepción, repartiendo la tradicional gorra. Esta tradición gustó mucho a la ciudad de León, solidificando ahí la devoción.

Los franciscanos animaron al pueblo a rezar la novena en sus casas e invitar a sus vecinos. La novena concluía el 7, la víspera de la fiesta. Siendo este el día más importante del rezo, León se encontraba lleno de «Purísimas», que son el rezo de los días de la novena. El pueblo leonés, invitado a muchas Purísimas, iba de una a otra, apenas cantando un poco en cada una y recibiendo el brindis. Así se fue desarrollando la noche de Gritería, que para mediados del siglo XVIII estaba bien establecida en León para el día 8 de diciembre.

Los devotos recorren las calles y visitan diferentes altares erigidos en honor a la Virgen María, en templos y casas particulares, realizando rezos, cánticos y realizando fuegos artificiales al tiempo que unen su voz para gritar: «¿Quién causa tanta alegría?» y se responde «¡La Concepción de María!».

Los habitantes de las casas reciben a los devotos con un «brindis», llamado popularmente «la gorra».
Esta fiesta religiosa nacional se celebra en todos los pueblos y ciudades de Nicaragua.

ACUATICA
ACUATICA
ACUATICA

Mel/

también te puede interesar