Cultura

Solo el amor convierte en milagro el barro

La obra del artista de la cerámica nicaragüense Gregorio Bracamonte concita el interés del público alrededor del mundo

Obra del maestro de la cerámica nicaragüense continúa atrayendo la atención en Europa del Norte
Solo el amor convierte en milagro el barro |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Hoy como ayer, la obra del maestro de la cerámica nicaragüense Gregorio Bracamonte sigue concitando la atracción del público que en diversas latitudes admira las maravillosas piezas nacidas de sus manos.

No en balde, publicaciones de países europeos como Dinamarca, Estonia, Finlandia, Islandia y Letonia destacan el legado del artista, declarado Tesoro Humano de la Cultura de Nicaragua.

«Cuando estoy trabajando y cuando estoy decorando mis piezas, mi mente se eleva a momentos que ellos, mis antepasados, seguramente vivieron», llegó a declarar alguna vez don Gregorio, orgulloso de sus raíces.

Y la magia de su arte al moldear la arcilla en su natal y querido San Juan de Oriente sigue viva, a pesar del tránsito a la inmortalidad que emprendiera el artista el pasado 29 de julio.

De hecho, uno de sus trabajos más  emblemáticos (vasija efigie jaguar) invita ahora mismo, desde una luminosa pantalla electrónica, a visitar la exposición de cerámica contemporánea que acoge el Skandinaviska Enskilda Banken (SEB), en una céntrica avenida de Helsinki.

Al igual que allí, en otros tantos museos y galerías del mundo el resto de su obra reluce y, cautivadora por su extraordinaria originalidad y belleza, plasma el brillo de la cultura nicaragüense.

ale/abc

también te puede interesar