Cultura

La poetisa Magda Bello es galardonada con el Premio Rubén Darío

Luego de 60 años una mujer vuelve a ganar el prestigioso galardón

f4639d511fb9f993b472ee25f3eb09c9_L
La poetisa Magda Bello es galardonada con el Premio Rubén Darío |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La nicaragüense Magda Bello fue galardonada con el Premio Internacional de Poesía Rubén Darío, 60 años después de que otra fémina viera reconocida su obra con el prestigioso lauro.

Bello ganó el Darío con el poemario No hay pasada a Catarina, Poemas en tiempo real, un recopilación de versos escritos en su Masaya natal, entre el 19 de abril y el 30 de julio de 2018, etapa compleja en la historia reciente de Nicaragua.

También novelista y ensayista, Bello reivindicó el papel de la mujer en la literatura del país centroamericano, donde un fuerte movimiento de féminas poetas contribuye de manera inequívoca a trazar los derroteros que sigue la creación artística.

“Esta vez el Premio Internacional de Poesía Rubén Darío, 60 años después, es alzado por una mujer y representa a todas las mujeres poetas, representa a la poeta niña, como lo fui yo, como lo fueron todas, representa a las poetas jóvenes, nos representa a todas las mujeres poetas de Nicaragua sin distinción de credo, raza o estatus social», dijo la ganadora.

En 1958 la también nicaragüense María Teresa Sánchez fue distinguida con el mismo galardón, entonces solo a nivel centroamericano y según el intelectual Jorge Eduardo Arellano, fue la primera mujer en recibir el premio, uno de los más prestigiosos de Latinoamérica.

Según el acta del jurado, No hay pasada… “se trata de un trabajo unitario, limpio y depurado, que otorga el sentido estético a cada palabra y despliega una voz altamente emotiva y moderna. Además, renueva la crónica y el testimonio en poesía”.

Para Bello “son poemas pintorescos, con un lenguaje folclórico, sencillo y comprensible”.

“No hay pasada… no es un título tradicional, es una frase que revela zozobra e incertidumbre, cuyo significado es: imposible llegar al otro lado”, recordó la poeta en referencia al contexto en que escribió los versos.

De abril a julio del 2018 Nicaragua vivió una ola de violencia que tuvo su origen en un intento de golpe de Estado.

“Estos poemas revelan no solo temor, desaliento y angustia, sino también consuelo, esperanza y buena voluntad. Escrito en versos cortos, salmos, epigramas, con tono de elegía, con el corazón en la mano”, recuerda la intelectual de 42 años.

Bello es autora también de los poemarios Memorias dispersas, Emily, y Tras la huella del príncipe, también aparecen creaciones suyas en las antologías Mil poetas y artistas por Palestina y Antología del cisne.

niv/ybb

también te puede interesar