Cultura

Interesantes detalles de la vida cultural de la vieja Managua

Acá tenés información sobre la primera biblioteca ambulante y uno de los primeros teatros de la ciudad

Managua
Managua |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La celebración del bicentenario de Managua invita a rememorar o descubrir interesantes detalles que signaron el devenir de la ciudad desde la cultura. Entre las remembranzas destaca la práctica de “El Tinco”, danza indígena cuyo objetivo era burlarse de la decadencia colonial republicana, o la existencia de la primera biblioteca ambulante y del teatro Variedades.

Lea también: Curiosidades de la Managua bicentenaria

Los historiadores indican que “El Tinco” era una danza indígena dedicada a San Pedro durante sus fiestas de junio. Los bailarines se enmascaraban y vestían ropas viejas. Además, se cubrían con paraguas rotos y sostenían una iguana viva, al toque de un pito y un tambor.

Por otra parte, la primera biblioteca ambulante con la que contó Managua comenzó a circular en los primeros 20 años del Siglo XX.

“Su propietario se conoció como ‘el loco Robleto’. Alquilaba los libros. Usaba un catálogo de que tenía en su biblioteca y visitaba a sus ‘clientes’ en sus propios hogares», recuerdan.

Lea también: Antiguas tradiciones de Managua, ciudad de 200 años

Managua contó también con el teatro Variedades, uno de los primeros en fundarse y de mayor calidad, de acuerdo con las remembranzas de don J. Santos Zelaya Cousin.

“Estaba ubicado donde ahora es la Casa de los Pueblos, y se dividía en tres niveles arquitectónicos: luneta, palcos y el gallinero o paraíso. Los precios eran más caros en la luneta, menos en palcos y populares en el gallinero. Se vendía licores, cervezas, sándwiches, reposterías, etc.”, comentó.

ale/ana

también te puede interesar