Cultura

La poesía (y la antipoesía) llora a Nicanor Parra

El bardo chileno falleció a los 103 años en su última residencia terrenal, el balneario Las Cruces

nicanorparra-308fa7217275faf47b1766f107e28397-1200x600
Nicanor Parra |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La larga vida del poeta Nicanor Parra ha llegado a su fin este martes en su casa del balneario Las Cruces. La poesía chilena, y la hispanoamericana, están de luto con la partida del creador de la antipoesía, quien había cumplido 103 años el 5 de septiembre último.

El también físico, matemático y académico inició su inmensa obra literaria en los años 30 del pasado siglo, al probar suerte en el cuento y el ensayo.

Debutó en el mundillo de la lírica en 1937 cuando dio a la luz su primer libro de poemas, Cancionero sin nombre.

Pero su nombre será recordado sobre todo por la antipoesía, un motín contra el canon poético que dominaba en el Chile de Pablo Neruda y Vicente Huidobro. El libro Poemas y antipoemas, de 1954, fue el acta oficial de nacimiento de su poesía rupturista.

En solo seis palabras Parra definió la esencia de su creación: Todo es poesía, menos la poesía, escribió en 1973.

“El poeta es un hombre como todos; un albañil que construye su muro; un constructor de puertas y ventanas”, había reflexionado 10 años en Manifiesto, su quinto poemario; una única hoja doblada en dos partes dentro de una carpeta de cartón, en la que aseguró: “Los poetas bajaron del Olimpo”.

Al Premio Nacional de Literatura de Chile, recibido en 1969 por Obra gruesa, le siguieron Internacional Juan Rulfo (1991), el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001), el Cervantes (2011) y Pablo Neruda. En 2010 fue finalista al Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

Su nieto Cristóbal Ugarte al solicitar en su nombre un año de prórroga al Instituto Cervantes para la aceptación del premio más importante de las letras castellanas dejó para la historia estas palabras: “¿Esperaba este premio, ¿no?… Los premios son para los espíritus libres y para los amigos del jurado… ¿Soy acreedor de este premio? Claro que sí. Por un libro que estoy por escribir”.

A diferencia de Neruda (Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto) y Gabriela Mistral (Lucía Godoy), los dos Nobel chilenos de Literatura, el hermano mayor de la célebre cantautora Violeta Parra (1917-1967) nunca utilizó un seudónimo.
mem/piz

 

también te puede interesar