Cultura

Una ceramista pinolera en Japón

El alejamiento de sus raíces no han mermado en Alba Tanaka su amor por su país de origen

Alba Tanaka, una nicaragüense maestra de la cerámica en Japón
Alba Tanaka, una nicaragüense maestra de la cerámica en Japón |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Alba Tanaka es una nicaragüense que vive hace 30 años en la ciudad de Kasama, en la prefectura japonesa de Ibaraki, donde se dedica y destaca en el arte de la cerámica.

Orgullo de nuestro país, esta casada con un japonés, del que tiene dos hijos, una hembra y un varón. El matrimonio encontró en Kasama el sitio perfecto para desarrollar su pasión compartida por la alfarería, pues esta ciudad es muy conocida por su cerámica fina.

Allí se celebra una Feria de Cerámica, la más famosa y tradicional de Japón, que comienza a finales de abril y concluye con las festividades de la llamada “Semana de Oro”.

Entre sus participantes esta Albita, profesora de una de las escuelas de cerámica de la localidad y persona muy popular en la comunidad de alfareros. Su identificación con Nicaragua es tal que su pabellón de la Feria tiene los colores azul y blanco de nuestra bandera.

Además, gracias a su sólida reputación como creadora mantiene excelentes contactos con el mundo político, social y cultural de Kasama, de tal manera que su conducta y amor por la comunidad la hacen gozar de aprecio y reconocimiento.

Alba inició sus estudios de cerámica siendo niña en Nicaragua, y los continuó más tarde en la Escuela Nacional de Bellas Artes de México antes de viajar a la prefectura de Ibaraki, donde comenzó a su vida laboral.

Sus primeros años fueron difíciles, pero como ella dice con orgullo: “como mujer y como nicaragüense no había otro camino más que cabalgar hacia adelante buscando el lado positivo a la vida”.

Fue abriéndose paso en medio del trabajo y la atención de su familia, laborando hombro con hombro con su esposo. De una sencillez y una modestia asombrosas, aunque vive desde hace años fuera de su país, dice tener su corazoncito en Nicaragua.

Su hija de 21 años lo explica de la manera siguiente: soy 25 por ciento mexicana, 25 por ciento japonesa y 50 por ciento nicaragüense. Su hijo radica en México donde tiene una empresa que promueve el arte y la música japoneses en América Latina.

Alba Tanaka viajará a Tokío en junio para dictar una clase de cerámica a sus estudiantes, la cual tendrá lugar en la residencia de la nuestra embajada en Japón, donde además se realizará un convivio con estudiantes e invitados, durante el cual se departirá y ampliarán los ya creados lazos de cariño y amistad entre Japón y Nicaragua.

ale/mau

también te puede interesar