Cultura

Aquello que perdura

Cuenta la tradición que en cierta ocasión, un bandido llamado Angulimal fue a matar a Buda

Árbol viejo
|

Redacción Central |

Un bandido llamado Angulimal fue a matar a Buda y este  le dijo:

Antes de matarme, ayúdame a cumplir un último deseo: corta, por favor, una rama de ese árbol.

Angulimal le miró con asombro, pero decidió concederle aquel extraño último deseo y de un tajo el bandido hizo lo que Buda pedía.

Pero luego Buda añadió: Ahora, vuelve a pegar la rama al árbol, para que siga floreciendo.

Debes de estar loco, contestó Angulimal, si piensa que eso es posible.

Al contrario, repuso Buda, el loco eres tú qué piensas que eres poderoso porque puedes herir y destruir. Eso es cosa de niños.

El verdaderamente poderoso es el que sabe crear y curar, aquel que no envidia jamás.

Crear al dar ejemplo, curar al saber orientar o ayudar, eso es justo lo que no se puede matar.

(Antigua Fábula)

también te puede interesar