Cultura

Gazpacho, una nutritiva sopa de pan viejo

A Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, se le atribuye haber puesto el gazpacho de moda en Francia, desde donde se  popularizó

Gazpacho, una nutritiva sopa
Gazpacho, una nutritiva sopa |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La gastronomía internacional tiene entre sus platos más apetecidos al Gazpacho, una nutritiva sopa de pan y vegetales, con raíces españolas, cuyo origen se pierde en el tiempo, aunque numerosos historiadores sitúan su cuna en la antigua Roma.

La teoría se basa en las semejanzas existentes entre el gazpacho y el popular salmorium, una crema de pan a la que los romanos agregaban ajo, aceite, sal y luego suavizaban con frutos secos, vinagre y agua.

Esta comida que generalmente se consume fría, es refrescante y se le puede añadir vegetales como los tomates, pepinos y ajíes, indican los especialistas. Agregan que es un platillo variado si se le añaden huevos hervidos y un manjar sofisticado, con carne.

Sobre el gazpacho, la Guía del buen comer español, indica que “el secreto de su sabor inconfundible está en la paciente tarea de su elaboración, en el majado lento, prolongado de sus componentes y en el acierto y medida con que se mezcla”.

El texto precisa que el pan debe ser viejo, de más o menos una semana y que se remoja en agua durante un rato, a la par se trituran los dientes de ajo con la sal y luego se agrega el pan, desmenuzado previamente con las manos.

Mientras en la licuadora o batidora se trituran tomates maduros, ají, preferiblemente rojo, pepino y se incorpora el aceite- sin dejar de batir-, agua fría, vinagre a gusto, pizca de comino, se mezcla todo y se deja reposar alrededor de media hora en el refrigerador.

Por su parte, el médico español Gregorio Marañón, en su obra El alma de España, afirma que el gazpacho es una combinación de ingredientes simples para una buena nutrición que revelaría la ciencia de las vitaminas y un alimento casi perfecto.

Una de las personalidades históricas vinculadas a esta nutritiva sopa de pan fue la granadina Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, a la que se le atribuye haber puesto de moda en Francia, el gazpacho alrededor de 1850 y de ahí se popularizó.

Especialistas en nutrición recomiendan el consumo del gazpacho sobre todo en países de clima tropical y afirman que en la variante de jugo natural, refresca el calor del verano e incrementa las defensas, frente a los llamados virus de la estación.

también te puede interesar