Cultura

La Flor de la canela

Uniendo a nuestra América a través del arte, recordamos a Chabuca Granda

Chabuca Granda
Chabuca Granda |

Redacción Central |

Cada pueblo de nuestra exuberante, brava, enigmática América, desde el  Rio Bravo hasta la Patagonia, tiene sus expresiones culturales que lo distingue. La música, la danza, los trajes y sombreros típicos, los platillos, las costumbres y hasta el decir de cada región se amalgaman y funden en un único crisol de cultura latinoamericana, y a la vez le da un peculiar color, olor y sabor a ese grupo “geosocial”.

Músicos y cantantes han trascendido fronteras físicas para hacerse universales. La buena música viaja sin visa ni equipaje. El corrido mexicano y la cumbia se escuchan en el mismo sitio donde se puede escuchar el tango, la plena, el son y la salsa.

En estos días recordaba y tarareaba “Alma llanera”, que se interpretó durante las impresionantes honras fúnebres al Comandante Eterno Hugo Chávez. Y entonces, como hilvanando fechas, recordé a la peruana Chabuca Granda, que quizás los jóvenes no conozcan mucho porque su música no se difunde como debiera. Esa tarea debemos plateárnosla, el rescate de la música latinoamericana toda, escucharla, revivirla.

Pues la peruana María Isabel Granda y Larco, que se hizo llamar “Chabuca”, nació en Perú en 1920 y falleció a causa de una isquemia el 8 de marzo de 1983. Con una innata vocación por la música se dedicó a rescatar, componer e interpretar temas que reflejaban la lírica y la poética latinoamericana y de su tierra, sobre todo valses criollos y otros valses y ritmos con una gran influencia africana.

Una de sus composiciones más universales es “La flor de la canela”, que les propongo escuchar. Y para los curiosos, Chabuca es como se le llama en Perú a quienes llevan el nombre de Isabel, a quienes en otras partes les dicen Chavela.

también te puede interesar