Cultura

¡Feliz año nuevo… de la Cabra!

Este 19 de febrero comienza el año 4713 según el calendario chino.

feliz año de la cabra 2015
feliz año de la cabra 2015 |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Desde hace semanas la elaboración de faroles, poesías y acertijos, trajes de dragones y manualidades, entre otras iniciativas en el país más poblado del mundo, anuncian la llegada del Año Nuevo en China, también conocido como Festival de Primavera, la celebración más importante de las fiestas tradicionales de esa nación asiática.

Independientemente de sus responsabilidades, creencias o contrato laboral los que nacieron allí, y los que viven fuera se organizan para poder compartir en familia estos días jubilosos que todo ciudadano chino ansia disfrutar.

La actividad  principal se realiza la víspera del año nuevo, antes de que la festividad empiece oficialmente; la familia disfruta algunos alimentos simbólicos como el jiu, un licor fuerte tradicional, el daikon, rábano chino que significa longevidad, también están los chiles rojos para la buena suerte y las bolitas de arroz que aseguran la armonía.

El 19 de febrero de 2015 comienza el año 4713, según el calendario chino, son 15 días de celebraciones que inician con la cena de medianoche para anunciar el Día de Año Nuevo y terminan con la Fiesta de los Faroles, el decimoquinto día del primer mes, pero el año finalizará el 7 de febrero de 2016.

Estas fiestas se caracterizan por las reuniones familiares, comidas especiales con platillos de la gastronomía tradicional y bailes típicos, todos participan, principalmente en los tres primeros días del festival, para los que se preparan la gente y las casas.

Cada año lleva el nombre de un animal. El pasado fue el Año del Caballo de Madera, este es el Año de la Cabra, un animal que representa la tranquilidad y la constancia en la tradición china y lo continuará, en  2016, el Año del Mono de Fuego.

Como sucede en cada período anual, este evento familiar se realiza en un entorno impregnado del color rojo, con bailes típicos de animales emblemáticos como el dragón y con alimentos y otros artículos: flor de loto, ravioles, pescado, fideos, que tienen una simbología.

Este jueves es la arrancada para iniciar los 15 días de festejos en las casas y las calles, unas fiestas contempladas durante siglos dentro de la tradición cultural que concluyen a las dos semanas, con el encendido de lucecitas en las aguas de todo el país.

Año nuevo en la tradición china

Las personas reciben el Año Nuevo acicaladas con ropa nueva de color rojo o típica, en una casa limpia de basuras y de cosas viejas, y colocan papeles rojos a los lados de la puerta que tienen escrito un deseo o frases clásicas, como ¡Qué todo te vaya bien!

Otro de los preparativos es la decoración con farolitos rojos, una tradición relacionada con la figura del nian, quien según una leyenda, era un hombre cruel que atacaba a los pobladores sin motivo hasta que ellos descubrieron que le temía al color rojo y al sonido de los petardos, por eso para alejarlo emplean esos elementos en las fiestas.

El decorado adicional se hace con manualidades artísticas, se emplean tazones con flores de loto que significan renacimiento o tazones con mandarinas por toda la casa que deben colocarse en número par y comerse de dos en dos para la buena suerte.

Asimismo, se ponen tazones con ocho caramelos, un número considerado de la suerte, o con ocho caramelos chinos tradicionales hechos a base de semillas de loto, de ojo de dragón, maní, semillas de melón rojo o melón confitado.

Durante estas dos semanas de fiestas, en China se acostumbra ir a los templos a orar y quemar varillas de incienso para la buena suerte, se honra a los ancestros dedicándoles flores, comidas y bebidas como ofrendas en los santuarios.

A diferencia de las celebraciones navideñas occidentales, en las chinas no hay Reyes Magos ni Papá Noel, pero sí regalos, que los adultos reparten a los niños y jóvenes en unos sobres rojos que contienen cierta cantidad de dinero o algún artículo importante.

Durante los 15 días de fiestas suenan los cohetes y se ofrecen espectáculos en las calles con bailes típicos como la Danza del Dragón conocida en el mundo y que atrae la suerte y la prosperidad; también se baila la Danza del León delante de hoteles y restaurantes para atraer la buena fortuna.

Estas fiestas, que movilizan a más de 3 600 millones de personas alrededor del mundo, concluyen el decimoquinto día con el Festival de los Faroles. La gente sale con los faroles a las calles para espantar los espíritus y la oscuridad y después los dejan en los ríos o en cualquier espacio de agua, no sin antes pedir un deseo.

también te puede interesar