Cultura

¿Existe la envidia sana?

Le solemos llamar así con el propósito de que no sea tomado como un sentimiento negativo hacia otro individuo

Envidia
|

Redacción Central |

En muchas ocasiones de nuestra vida hemos escuchado la frase: envidia sana, sin embargo, éste es un sentimiento colmado de rencor y malos deseos, por lo que es imposible que con esta carga negativa se pueda catalogar de sana alguna actitud.

Lo que sucede es que para disminuir el efecto que la palabra envidia posee, le solemos llamar así: envidia sana, con el propósito de que no sea tomado como un sentimiento negativo hacia otro individuo, simplemente se trata de una falsedad que suele decirse para quedar bien frente al grupo.

La envidia puede tener muchos orígenes, pero lo más destacado de este sentimiento negativo hacia los demás es la misma persona y su forma de ver las cosas en su vida. Generalmente, esta emoción surge debido a que se padecen frustraciones personales, baja autoestima o a la dificultad de poder conseguir objetivos que se han planteado en la vida. Cuando a otras personas del entorno tienen una mejor condición de vida y esta situación no es aceptada, es allí cuando surge este sentimiento.

La inseguridad es otro de los factores que hace que se genere este estado de resentimiento.

El anhelar lo que los demás poseen o tener una vida similar a la de otros es una clara muestra de que la persona es insegura y egoísta. Este profundo sentimiento negativo generalmente lo podemos observar en nuestro grupo familiar o de amigos, vemos a personas que nos rodean que no son capaces de disfrutar de los buenos momentos en la vida de otros.

Las personas que sienten envidia de forma constante padecen de grandes conflictos internos, lo cual puede desembocar en depresión.

Hablar de “envidia sana” puede considerarse, sobre todo, como una manera de atenuar en el discurso los sentimientos negativos que muchas personas tienen hacia otras.

también te puede interesar