Cultura

Evocamos a nuestro Rubén Darío

Considerado la mayor influencia en la poesía hispánica del siglo XX, el poeta nicaragüense arriba a su aniversario 148

Rubén Darío
Rubén Darío | Internet

Redacción Central |

El poeta, escritor y periodista matagalpino Rubén Darío, máximo representante del modernismo literario de la lengua hispánica, pervive en nuestra memoria, es nuestro orgullo, como uno de los hijos ilustres nicaragüenses más reconocidos universalmente.

Este domingo se cumplen 148 años del nacimiento del príncipe de las letras castellanas, autor de “Azul” y de “Prosas Profanas”. No menos importantes son sus “Escritos Políticos” y otras obras que todos nosotros, sus coterráneos, deberíamos leer, al menos una vez en la vida.

Mucho se ha escrito sobre su obra y su estilo. Algunos autores se han referido a la influencia francesa en su poesía, sobre todo la de Víctor Hugo, a la maestría de su crónica y a su forma de hacer el discurso poético.

La poesía de Darío es patriótica, militante, nacionalista, como se evidencia en su poema “Salutación al águila”, donde explícitamente expone su visión de Estados Unidos, muy diferente a la que tenía hasta ese entonces.

Darío fue además el diplomático representante de su pueblo ante otros pueblos. Pocos saben que estudió diplomacia en Chile y que fue alumno de derecho internacional. El biógrafo Norman Caldera Cardenal asegura que “Rubén Darío ha sido en el exterior, el representante más caracterizado de Nicaragua. Al conjuro de su nombre se abren puertas y ventanas en los más diversos lugares del planeta. Sus cuentos, artículos y poemas son carta de presentación y el nombre de Nicaragua aparece definitiva e irrevocablemente ligado a su nombre y a su gloria. Darío es hoy parte fundamental de nuestra diplomacia y de nuestra cultura”.

Enero 18 nos regaló un poeta grande entre los grandes, orgullo de nuestra Patria, y nunca ha sido mejor dicho, como en la canción “Nicaragua mía”: “sólo en Darío se explica, la inmensidad de su creación”.

también te puede interesar