Cultura

Beatlemanía: apoteosis (IX)

Yesterday, canción excepcional. The Beatles comienza a perfeccionar su música

Paul McCartney
McCartney creó una pieza antológica |

Redacción Central |

The Beatles incluyó en su álbum Help! una pieza que por su enorme trascendencia en el ámbito musical merece siempre mención especial.

Yesterday, soberbia composición de McCartney, constituye una de las canciones más exitosas de todos los tiempos, pues a pesar del paso de los años -a punto de cumplir 49- aún resiste el reto de la  exigencia.

Paul McCartney

No importa el tiempo transcurrido, Paul sigue cantando Yesterday

En la grabación (14 de junio de 1965) de esta pieza, modelo del quehacer de Paul en su creación de baladas, no participó ningún otro de los integrantes de The Beatles.

Su base fueron los instrumentos de cuerda: dos violines interpretados por Tony Gilbert y Sidney Sax, un cello de Francisco Gabarro y una viola de Kenneth Essex, además de la guitarra acústica de su propio autor e intérprete.

Resulta curioso que su grabación (tres horas de principio a fin) comenzó exactamente 90 minutos después de concluir la de I’m Down, un rock virtualmente gritado por Paul a modo de homenaje personal de éste a su compositor, el norteamericano Little Richard. El contraste entre ambas piezas no podía ser más dramático.

Michael Bolton

Michael Bolton hizo una versión magistral de la famosa canción

Tanta fue y es aún la popularidad de Yesterday que es considerada la canción con el mayor número de versiones en todas las épocas.

Según los expertos, sobrepasan las mil 500, aunque es muy difícil un cálculo aproximado, e incluso en cuántos idiomas se ha ejecutado.

Ellas van desde los añejos Tom Jones y Ray Charles hasta el algo más contemporáneo Michael Bolton, sin olvidar las instrumentales. Una de ellas -mediocre calidad aparte- es la realizada en el disco homenaje de los salseros a The Beatles.

Pero, lógicamente, quien más la ha cantado es el propio Paul McCartney, en cuyas innumerables actuaciones posteriores a la desintegración del famoso cuarteto no pudo ignorar el éxtasis que provoca en la concurrencia la interpretación de su antológica pieza.

Abandonan los escenarios

The Beatles estaba en el pináculo del éxito, a lo cual contribuía en primerísima medida el constante ir y venir por los escenarios británicos y del mundo en largas giras, así como presentaciones en radio y televisión.

The Beatles

The Beatles deja de presentarse en vivo y perfecciona su música

A la par, Lennon y McCartney, y en menor medida Harrison,  continuaban haciendo canciones, pero ahora con la mira puesta en una  serie de arreglos y adiciones técnicas que hicieran su ejecución más  compleja, pura y perfecta, lo cual sólo podía lograrse en un estudio  de grabación.

Al propio tiempo, el mismo esfuerzo continuado fue mermando la  calidad interpretativa en vivo, sobre todo en la vocalización, que al hacerse más compleja limitaba sus posibilidades.

Poco a poco el grupo se vio obligado a alejarse del contacto  directo con sus fans, aparte del propio interés por llevar su maestría profesional a las placas que llegarían fácil y cómodamente a millones de personas de manera más práctica.

Una de sus últimas presentaciones ocurrió en 1965 -aunque fue definitiva la ausencia al año siguiente- en el Hollywood Bowl estadounidense, donde ante una multitud enardecida el conjunto  mezcló éxitos de antaño con números más recientes, sobre todo algunos de su ultimo LP, Help!, a modo de promoción.

Ese año, en resumen, marcó en The Beatles el fin de un momento, el de sus actuaciones en vivo, y el comienzo del perfeccionamiento musical llevado a placas que se convertirían en antológicas.

también te puede interesar