Cultura

La sonrisa y su efecto espejo

Sonreír no sólo es bueno para nosotros mismos, sino también para la gente que nos rodea

Sonrisa
|

Redacción Central |

No hay motivo alguno para no sonreír; no busquen excusas banales que no se van a encontrar. Un proverbio fabuloso que no necesita explicación alguna, de seguro nos llevará a la sonrisa

«Si algo tiene solución, ¿para qué preocuparse? Si algo no tiene solución, ¿para qué preocuparse?»

Sonreír no sólo es bueno para nosotros mismos, sino también para la gente que nos rodea, ya que produce el denominado «efecto espejo». Si nosotros le sonreímos a una persona, con casi total probabilidad, esta persona te devolverá la sonrisa.

La sonrisa debe ser natural, no forzada, en cuyo caso podrían mirarlo extrañados.

Sonreír es una de las diez reglas para atrapar la felicidad. Nos hace sentir bien, pues libera endorfinas y serotoninas, ayudando a reducir dolores y mejorar nuestro sistema inmunitario.

Aumenta nuestra confianza hacia nosotros mismos y hacia los demás. Nos ayuda a sentirnos más seguros y nos eleva la autoestima. Del mismo modo hace que los demás confíen más en nosotros y nos perdonen más fácilmente.

Rejuvenece la piel. Cuando sonreímos nos entra el doble de aire en los pulmones, mejorando la oxigenación de la sangre y de la piel.

Atrae al sexo opuesto. Está claro que sonriendo nos vemos mejor, lo que ayuda a atraer las miradas. Psicólogos de la Universidad de Aberdeen en Escocia afirman que: mirar a una persona a los ojos mientras sonreímos es la clave para enamorar a alguien.

Alarga la vida. Numerosos estudios avalan esta afirmación, especialmente si las sonrisas son espontáneas .Entonces tenemos en nuestro interior un gran poder el cual conlleva a una gran responsabilidad, así que no se olviden de compartir esa sonrisa tan bella con todo el mundo.

Sonríanle a la vida y esta les sonreirá de vuelta.

también te puede interesar