Cultura

Cecil Beaton: el fotógrafo que desenmascara a los famosos

Hugo Vickers, biógrafo oficial de Beaton, devela en un libro que se espera saldrá en septiembre, las mordaces anotaciones del retratista inglés, quien describe a Mick Jagger como un "eunuco", habla del "mal aliento" de Dalí,  critica la "vulgaridad" de Elizabeth Taylor, y más...

Cecil Beaton
Cecil Beaton |

Redacción Central |

Un libro basado en los diarios personales del fotógrafo británico Cecil Beaton (1904-1980) detalla impresiones del retratista sobre los famosos, según informa el periódico londinense The Daily Telegraph. El volúmen se espera salga a la palestra pública en septiembre próximo y al juzgar por su contenido será un acontecimiento.

En Cecil Beaton: Portraits & Profiles Hugo Vickers, biógrafo oficial del fotógrafo, devela las anotaciones personales del retratista inglés quien hace gala de una mordaz lengua al referirse a algunas celebridades como Elizabeth Taylor, a quien llama «ordinaria», así como su crítica hilarante sobre el  rostro de Grace Kelly.

De Kelly señala: «si no se le pudiera fotografiar bien, raramente pararíamos a mirarla en la calle… si los dos lados de su cara fueran como la mitad derecha, no estaría en la gran pantalla. Ese lado es muy grande, como el gemelo de un toro, mientras que el izquierdo es intensamente femenino y crea la contrapartida».

Y qué decir de su impresión sobre  Elizabeth Taylor a quien retrató en 1957 y de quien dice que «combina lo peor del gusto de EEUU y del inglés», o cuando la describe con no menos detalle: «Sus pechos, colgantes y enormes, eran como los de una campesina dando de mamar a su hijo en Perú. En las manos gordas, ásperas, diamantes y esmeraldas grandes…».

En 1968, retrata a Mick Jagger, líder de los Rolling Stones de quien dice que es «una masa de contradicciones». «Es muy amable y con modales perfectos. Me fascinaron las finas líneas de su cuerpo…. es bello y feo, femenino y masculino, un fenómeno raro», podría ser «un eunuco».

Mientras que del pintor español Salvador Dalí rememoró cómo le «echó para atrás su terrible mal aliento».

Para la que solo tiene buenas palabras es para la reina de Inglaterra, a la que fotografió cuando era una joven princesa en 1943 y siete años después, con el príncipe Carlos cuando era un niño.

también te puede interesar