Cultura

Esperanto, un vínculo de comunicación internacional

Ese idioma permite que individuos de diferentes países, profesiones y niveles se entiendan

Esperanto
El Esperanto es una lengua internacional creada en 1887 con el propósito de unificar a todo el mundo y ofrecer una lengua que todo el mundo pudiera entender. |

Redacción Central |

La comunicación con sus semejantes siempre constituyó una de las necesidades prioritarias del ser humano, deseo que crecía junto al desarrollo de la sociedad, y aunque el establecimiento de los idiomas nacionales allanó el camino, ¿qué pasaba cuando contactaba con otros grupos que tenían una lengua diferente?

Para dar a conocer o aprender sobre cultivos, animales, seguridad, peligros, salud, lluvia, sequía y los múltiples factores que conforman la vida social, el hombre necesitaba un vínculo comunicacional que lo relacionara con los demás.

En el empeño de dotar a la humanidad de una lengua común participaron numerosos pensadores, desde Leibniz y Comenius hasta Descartes y Newton.

Pero fue en el siglo XIX cuando se hizo el mayor intento, que llevó a la creación de un nuevo idioma.

Esa lengua es el Esperanto, un idioma internacional creado en 1887 por el médico polaco Luis Lázaro Zamenhof, en uso hasta hoy por numerosas entidades y personas y que en poco tiempo recibió el apoyo de quienes lo aprecian, como idioma universal.

Este idioma está formado por elementos tomados de entre los más difundidos en todas las lenguas, está estructurado con una gramática lógica, libre de excepciones e irregularidades, por lo que su aprendizaje dura sólo entre tres y cuatro meses.

Identificación del esperanto con otras lenguas

El esperanto lo hablan ciudadanos de cualquier parte del mundo, de todas las capas sociales, con diferentes grados de instrucción quienes aprovechan las ventajas que les brinda esa lengua internacional.

Sus hablantes consideran que entre sus características destaca que no es una lengua de dominación de un pueblo sobre otro, sino un instrumento de comunicación entre los pueblos.

Otra ventaja es que, los elementos internacionales del esperanto se encuentran tanto en el vocabulario como en la estructura gramatical, factores que lo acercan a los diferentes grupos lingüísticos.

Al estudiarlo, por una parte encontramos palabras, que en los idiomas europeos más difundidos existen en forma idéntica, modificadas solamente para dar unidad y coherencia.

Por otra parte, se observa que su estructura gramatical lo acerca a idiomas africanos y asiáticos, por lo que los hablantes de esas lenguas pueden identificarse con el esperanto de inmediato.

Los practicantes del esperanto se hallan en todo el mundo, agrupados en organizaciones que se dedican a promover su uso, y en asociaciones profesionales, artísticas y recreativas que lo emplean como lengua común entre personas de diferentes idiomas.

El esperanto se habla en los congresos organizados cada año en diferentes partes del planeta, donde se aprovechan los intercambios profesionales, científicos y comerciales, según el motivo del evento convocado.

La utilidad del esperanto depende de la persona que lo practique. Se habla en el seno de las familias integradas por parejas de diversa nacionalidad. Permite a quienes viajan contactar con el país visitado, porque hay personas que lo hablan en cualquier nación.

también te puede interesar