Cultura

La India y sus creaciones de arte Bidri

Los negros artículos con incrustaciones de plata tienen gran demanda en los mercados local y foráneo

Arte Indio
Arte Indio |

Redacción Central |

Un reducido grupo de artesanos indios cultivan el Arte Bidri mediante el cual crean bellos artículos ornamentales y utilitarios de metal, con incrustaciones de plata muy demandados en el mercado nacional y por los turistas que visitan el país.

Fuentes consultadas indican que aunque de origen no precisado, el Arte Bidri que imprime una marcada influencia árabe en los diseños y modelos creados y llegó para quedarse en la India.

En la producción de objetos, desde los pequeños botones para camisas, hasta los cofres, floreros, fruteros, cigarreras y otros adornos, que se hacen a mano y con paciencia infinita, se evidencia la habilidad y precisión de los maestros orfebres.

En la antigüedad una sola persona elaboraba por completo cada artículo, pero hoy en día, el trabajo de Bidri se lleva a cabo en unas diez etapas, en las que participan alrededor de 15 ó 17 artesanos.

Para obtener el producto terminado son imprescindibles seis fases principales: moldeado, llenado, diseño, grabado, incrustación y oxidación.

Según los artesanos, los objetos se elaboran a partir de una mezcla de cinc y cobre, a la que a veces se le agrega estaño, plomo y polvos de acero, mientras con sulfato de cobre se les da el color negro que presentan los artículos.

Expresan que el dibujo de los diseños es tarea de los maestros quienes con un martillo y cinceles de diversos tamaños y formas lo realizan a pulso y de memoria sobre el objeto, sin utilizar ninguna regla, papel de calcar, patrón o muestra previa.

Por su parte, los aprendices tienen en sus manos las incrustaciones, que hacen con filamentos de alambre y hojas de plata con más del 99 por ciento de pureza, a fin de lograr un material muy dúctil. En ocasiones también confeccionan objetos de oro.

El proceso de pulido de la pieza se hacía antes a mano, pero con el desarrollo de la tecnología y en aras de agilizar el proceso ahora se usan ruedas pulidoras que deben manejarse con cuidado para no malograr la delicada labor, por eso es tarea del maestro.

De acuerdo con los especialistas, en el proceso de pulido el cinc se vuelve blanco y para devolverle el color negro a la pieza se sumerge en una solución de cloruro de amonio y una pasta de sal de amoníaco y nitro molido en agua salobre.

Como la plata conserva su color, el contraste vuelve a ser evidente y relucen de nuevo las incrustaciones plateadas sobre el fondo negro.

La cuna india de estos trabajos es la ciudad de Bidar, de donde toma su nombre el Arte de Bidri, que también se utiliza en la producción de adornos y objetos en la cercana Hyderabad, ambas en el centro-sur del país.

también te puede interesar