Cultura

Vía crucis, un evento más litúrgico que terrenal (I)

El término Vía Crucis proviene del latín: Via (camino) Crux (Cruz), o sea, Camino de la Cruz

Viacrucis
Viacrucis |

Redacción Central |

La costumbre de considerar un Viacrucis las dificultades  humanas para alcanzar un fin es inexacta porque el significado correcto de esa palabra -que se refiere al camino doloroso recorrido por Dios hasta el Calvario- está más vinculado a lo litúrgico que a lo terrenal.

La expresión Vía Crucis, que significa Camino de la Cruz, es un camino de piedad, de oración, con el que los devotos meditamos sobre la pasión y muerte de Jesucristo, y también se le llama Estaciones de la Cruz y Vía Dolorosa.

El Viacrucis no sólo se refiere a los diferentes momentos vividos por Jesús desde que fue aprehendido hasta su crucifixión y sepultura, también se llama Viacrucis al recorrido de cruces que señalan un camino mediante el cual los fieles podemos realizar este ejercicio piadoso.

Ese camino se relata a través de  una serie de catorce imágenes de la Pasión denominadas estaciones, las cuales, según relatos evangélicos y la tradición cristiana,  representan los incidentes particulares que Jesús sufrió por la salvación de  la humanidad.

Los cristianos acostumbramos a  hacer el recorrido del Viacrucis en grupos, dentro de la iglesia o por las calles, donde nos detenemos en cada una de las estaciones a hacer una oración, leer algún pasaje del evangelio y a cantar.

Esta práctica se realiza  todos los viernes durante la cuaresma (40 días antes del Sábado Santo), culminando el propio viernes santo.

Cuando se hace en las calles, en las mañanas, los sacerdotes y feligreses sacan la imagen de Jesús y recorren con ella el pueblo o ciudad, realizando cánticos y haciendo 14 estaciones: la procesión se detiene en 14 casas, donde se ha dispuesto un altar a Jesús; la imagen se coloca en él y la gente reza, canta y hace peticiones. Cada uno de los hogares  de las estaciones fue escogido por el sacerdote previamente, a petición de la familia residente, la cual solicita acoger la procesión como agradecimiento o petición de intervención divina.

también te puede interesar