Cultura

Disfrutan nicaragüenses de la danza y la música de Los Vivancos

Los siete hermanos, que además de bailarines son músicos, mezclaron el ballet clásico, la danza contemporánea, las artes marciales, el teatro, y otros en el Teatro Nacional Rubén Darío

Los-Vivancos
|

Redacción Central |

De Extreme Flamenco Fusión, como denominan a sus espectáculos el grupo español Los Vivancos, disfrutaron los nicaragüenses este jueves en el Teatro Nacional Rubén Darío, el cual por segunda ocasión acoge a los hermanos, que además de bailarines son músicos.

Los siete artistas mezclaron el baile con el ballet clásico, la danza contemporánea, el clásico español, el break dance, el claqué, las artes marciales, el teatro y el circo; fusionando también la música flamenca con la clásica, el rock, el hip-hop y las bandas sonoras cinematográficas.

El director del teatro, Ramón Rodríguez, afirmó que con esta presentación se está diversificando la oferta cultural de la instalación, que este año cumple 45 años de existencia, abriendo así la posibilidad de traer espectáculos mucho más novedosos.

El también director de la Camerata Bach, manifestó que estos jóvenes españoles están apostando por una fusión de flamenco con pasos modernizados, sin perder las raíces, porque varios de ellos han bailado en espacios de mucho prestigio en Londres.

Considerados por la prensa internacional como uno de los fenómenos escénico-musicales de la década, Los Vivancos se han presentado en más de 35 países superando el millón de espectadores.

Su padre desde muy niños los llevó a incursionar en el flamenco tradicional, y han llegado a un límite de tanta perfección que están innovando en un espectáculo que muestra lo que puede hacer las variantes como músicos, compositores y bailarines, señaló Rodríguez.

Judea Vivanco, hermana de los miembros del grupo, expresó que desde pequeños empezamos con una educación muy artística, tocábamos un instrumento, bailábamos flamenco, danza clásica, pero cuando nos fuimos haciendo mayores cada uno buscó su camino, pero la pasión de ellos fue ese camino.

Nuestro padre era un artista de arriba a abajo, él nos enseñó desde pequeñitos, incluso antes de darnos un libro para leer nos entregaba los instrumentos y el que nos gustaba más era el que empezaba a tocar, destacó.

Los miembros de la agrupación poseen nombres bíblicos como Elías, Judah, Josua, Cristo, Israel, Aaron y Josué.

también te puede interesar