Cultura

Se estrena este jueves documental Nicaragua… el sueño de una generación

Se trata de un filme que rinde homenaje a la revolución sandinista que en 1979 expulsó al dictador Anastasio Somoza tras 43 años de una dictadura impulsada y apoyada por Estados Unidos

Redacción Central |

Se estrena este jueves documental Nicaragua… el sueño de una generación
Se trata de un filme que rinde homenaje a la revolución sandinista que en 1979 expulsó al dictador Anastasio Somoza tras 43 años de una dictadura impulsada y apoyada por Estados Unidos

Nicaragua… el sueño de una generación es un documental dirigido por Roberto Persano, Santiago Nacif y Daniel Burak, que se estrena este jueves en Argentina y que rinde homenaje a la revolución sandinista que en 1979 expulsó al dictador Anastasio Somoza tras 43 años de una dictadura impulsada y apoyada por Estados Unidos, y que se convirtió en un ejemplo para toda Latinoamérica.

La película es un homenaje al pueblo de Nicaragua y también a todos los internacionalistas -entre los cuales hubo muchos argentinos- que fueron a colaborar con la revolución poniendo en riesgo su propia vida, afirmó Persano en relación a uno de los objetivos del filme.

Siempre tuvimos afinidad con los procesos revolucionarios latinoamericanos y el de Nicaragua estaba un poco olvidado. Por eso, queríamos rescatarlo de ese olvido a través de esta película.

Era importante ver los lazos de solidaridad que existieron entre los pueblos de América Latina en ese momento, añadió el director.

A la vista de algunos retrocesos en el camino de unidad que se viene gestando entre los países de América Latina desde hace varios años, como los recientes golpes de Estado contra Manuel Zelaya en Honduras y Fernando Lugo en Paraguay, Persano sostuvo que el objetivo del filme era «recordar y revivir la fuerza de aquellos procesos de lucha y solidaridad entre los latinoamericanos».

En ese sentido, los directores escribieron que «el objetivo de la película es traer a la luz este proceso revolucionario y los fuertes lazos solidarios que se vivieron intensamente entre pueblos latinoamericanos, cosa que nos permite pensar los actuales intentos de la región por retomar una posición continental autónoma, libre y soberana.

Evocar la revolución sandinista, no debe ser considerado como un puro ejercicio de nostalgia; es la recuperación de una memoria a la que se ha intentado invisibilizar, pero que sin embargo sigue viva. Recuperar la memoria de la revolución sandinista es entonces recuperar la lucha por un mundo más justo», agregaron.

también te puede interesar